IMG_0003

La Página/Redacción

Morelia, Michoacán.-En Sesión Ordinaria de este día, el Pleno de la LXXII Legislatura del Congreso michoacano, aprobó las Leyes de Ingresos de los municipios de Aguililla, Angangueo, Buenavista, Carácuaro, Chilchota, Epitacio Huerta, Hidalgo, Irimbo, Juárez, Jungapeo, Maravatío, Marcos Castellanos, Morelos, Nahuatzen, Ocampo, Paracho, Queréndaro, San Lucas, Susupuato, Tacámbaro, Tangamandapio, Taretan, Tingüindín, Tiquicheo, Tocumbo, Tumbiscatío, Tuxpan Tuzantla, Venustiano Carranza y Yurécuaro.

Lo anterior en razón de que conforme a la legislación estatal, es facultad de éstos proponer a la Legislatura las cuotas y tarifas aplicables a impuestos, derechos, aprovechamientos, productos e ingresos derivados de financiamientos y las tablas de valores unitarios que sirvan de base para el cobro de las contribuciones, incluyendo tasas adicionales sobre la propiedad inmobiliaria de su fraccionamiento, división, consolidación, traslación y mejora.
En los dictámenes se señala que dichos impuestos tienen el objeto de consolidar un sistema de recaudación municipal, proporcionando mayor certidumbre al contribuyente en cuanto a las contribuciones que debe pagar, atendiendo a los principios de generalidad, equidad y proporcionalidad que consagra la Constitución Política federal.
Además, se indica que ante el compromiso de no afectar la economía de la población con más cargas fiscales, no se prevé establecer nuevas contribuciones municipales; no obstante, se autoriza un aumento del 4 por ciento en las ya existentes, considerando la inflación prevista para el año 2014 de acuerdo al Banco de México. Así como las situaciones adversas que prevalecen a nivel Internacional, en la Nación y el Estado y que han repercutido en la actividad financiera de los tres niveles de gobierno, aunado a que la población crece de manera importante y se multiplican sus necesidades.
En lo que respecta al Impuesto Predial, se reitera el compromiso de no incrementar la tasa impositiva para su determinación, manifestando que deben hacer esfuerzos adicionales para la ampliación y actualización de la base de contribuyentes sujetos al pago de ese tributo.
Las leyes aprobadas se apegan a los lineamientos de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, lo que le permitirá a los municipios presentar una Cuenta Pública con información clara para facilitar la evaluación del gasto público.
Se estima que los incrementos sean en la misma proporción, con la finalidad de que los recursos obtenidos resulten suficientes para cubrir el gasto público municipal. De esta manera, los municipios tendrán percepciones estimadas para el Ejercicio Fiscal 2014 por las siguientes cantidades:
Aguililla $ 68’520,422.00
Angangueo $28’366,403.00
Chilchota $72’940,629.00
Epitacio Huerta $46’732,998.00
Hidalgo $321’659,049.00
Irimbo $43’926,479.00
Juárez $39’298,575.00
Maravatío $180’452,895.38
Marcos Castellanos $46’922,056.00
Morelos $32’997,204.00
Nahuatzen $62’180,663.00
Ocampo $60´097,482.53
Paracho  $77’768,950.00
Queréndaro $35´713,555.00
San Lucas  $58’381,155.00
Susupuato $39’298,575.00
Tacámbaro $144’299,463.00
Tangamandapio $144’299,463.00
Taretan  $32’404,851.00
Tingüindín $40’500,000.00
Tiquicheo $78’704,772.00
Tocumbo $30’299,627.00
Tumbiscatío $42’964,286.00
Tuxpan $65’348,826.00
Tuzantla $72´440,809.00
Venustiano Carranza $48´644,100.00
Yurécuaro $58’833,810.00
De igual forma, el Pleno del Congreso local dio lectura a la Iniciativa de Ley de Ingresos del Municipio de Cherán, Michoacán, para el Ejercicio Fiscal  del 2014, presentada por el Consejo del Gobierno Comunal de dicho Municipio, la cual fue turnada a las Comisiones de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública; y Hacienda y Deuda Pública, para su estudio, análisis y dictamen.
El propósito de esta Ley de Ingresos, es precisar las cuotas y tarifas, así como los conceptos de ingreso que la Hacienda Pública Municipal de Cherán, tiene derecho a percibir, con el objeto de obtener la consolidación de un sistema de recaudación municipal que mantenga sus finanzas públicas sanas y transparentes; que proporciones mayor certidumbre al contribuyente en cuanto a las contribuciones que debe pagar; que permita, a su vez, ampliar la base de contribuyentes, cuidando los principios de generalidad, equidad y proporcionalidad que consagra la Constitución Política.