“Cuando la humanidad se quede sola”. Por Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Por Santiago Galicia Rojon Serrallonga*

Cuando la humanidad se quede sola, no habrá estrellas que admirar ni flores que regalar.  Los sentimientos y las ilusiones estarán muertos. Entonces habrá una mancha entre el mundo y el firmamento que ensombrecerá cada rincón; tampoco existirán fragancias, policromía y texturas que deleiten los sentidos y estimulen el romanticismo y los detalles ya extintos. Los sonidos discordantes sustituirán el canto de las aves, el concierto de la naturaleza, el ritmo y la belleza de las melodías. Cuando hombres y mujeres se queden solos, el amor, la amistad, los sentimientos y los valores serán ayer, vestigio, náufragos desconocidos que pertenecieron a otra generación.

Cuando el ser humano se quede solo, el marfil y las pieles no devolverán la vida, ni el plástico sustituirá los bosques, las selvas y los ríos. Cuando se extienda la llanura estéril ante las miradas, masculino y femenino entenderán que alguna vez, irresponsablemente, se convirtieron en negación de la naturaleza, en criaturas de petróleo, en antítesis de la vida. Las tardes calurosas parecerán interminables y las noches heladas causarán temor porque ya no habrá alegría e ilusiones. Cuando la humanidad se quede sola, comprenderá que fue capaz de asesinar, mentir, robar y causar dolor en su afán de poseer y gozar sin sentido.

Cuando hombres y mujeres se encuentren frente a su desolación y sus ruinas, recordarán que su mediocridad provocó que entregaran las decisiones y el poder a criaturas ambiciosas y perversas, y que, en consecuencia, fueron cómplices de sus detractores. Cuando la humanidad se quede sola, se percatará de que los artistas y los seres luminosos se marcharon.

Cuando el hombre y la mujer enfrenten su soledad, añorarán el hogar, la familia, la casa. Las mansiones serán tumbas gélidas y las pocilgas hacinamiento de seres crueles e indiferentes. Cuando los seres humanos se queden solos, no recordarán la belleza de los aguaceros y las nevadas, el color del océano y las caricias del aire. Una llovizna o el hálito débil del viento serán un milagro. Un mendrugo, si lo hay, resultará una bendición.

Cuando la humanidad se dé cuenta de que no es ni será centro de la vida ni eje del universo, entenderá que todo su materialismo y soberbia fueron espejismo, fantasía y engaño y que su verdadera riqueza quedó enlodada con sus ideas, creencias, hábitos, modas, intereses y prejuicios. Cuando los hombres y mujeres se queden solos, la ruta interior y el camino al amor, la alegría y los valores se habrán olvidado.

Cuando la humanidad se quede sola, la infancia carecerá de rasgos inocentes porque estará contagiada con la amargura, el dolor, la tristeza y la ambición material que heredó de sus padres. Todos serán hijos, en esa época, de su estupidez, su ambición desmedida, su mediocridad, su vacío, sus excesos y su superficialidad. Mira que confundir el amor con los placeres fugaces, la felicidad con la opulencia, la nobleza y los valores con actitudes anticuadas, la sabiduría con títulos académicos y la realización con los bienes materiales.

Cuando ellos, hombres y mujeres, se queden solos, la cadena de la naturaleza se habrá quebrantado y vendrá el caos. Cuando los seres humanos se queden solos, habrá quienes sigan asesinando, mintiendo y robando para satisfacer sus apetitos.

Cuando la humanidad enfrente su soledad, no habrá luceros para alumbrar su noche ni el sol asomará a los lagos, al mar y a los charcos. Nadie regalará una flor porque no habrá en la campiña desolada, pero lo peor de todo es que ninguno tendrá capacidad de imaginarla y dibujarla para alegrar e ilusionar a alguien más.

—————————
* Santiago Galicia Rojon Serrallonga. Es escritor y periodista con más de 25 años de experiencia en diversos medios, así como en oficinas de comunicación social de varias instituciones públicas y privadas.e 25 años de experiencia en diversos medios, así como en oficinas de comunicación social de varias instituciones públicas y privadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest