“El PRI del engaño y el del Virrey Castillo”. Por Arturo García Gaytán

Una de Vaqueros. . .

Por Arturo García Gaytán*

             Hemos hablado en este espacio sobre lo difícil que es ser priista en nuestros días, priista y michoacano es un binomio bastante malo, pésimo y hasta negativo, aunque al momento de rasar haya garbanzos de a libra que merecen ser considerados aparte.

El pre registro de aspirantes a diputaciones federales y a alcaldías ha sido un circo por demás barato y de muy mal gusto, pues descaradamente algunos han exhibido sus miserias deshonrosamente mientras que otros, modestos y decorosos han hecho mejor papel, aunque el dedo elector de Clavillazo Ochoa Reza no les apunte directamente.

Primero crean un órgano estatal para organizar y calificar el proceso interno de candidatos, luego a la vuelta de la esquina, lo desconocen y llega a operar un equipo enviado por el CEN para “legitimar” todo proceso interno y selección. O sea: mano negra.

Se supone que al lanzar una convocatoria se enlistan las reglas y requisitos para aspirar a ser candidato, entonces, para Clavillazo Ochoa Reza esto no significa más nada, pues sus intereses se anteponen a cualquier aspiración legítima y este escenario es aprovechado por el virrey Castillo para seguir lacerando a los michoacanos, en este caso a sus correligionarios.

Es evidente que Castillo Cervantes sigue operando en todo el espectro legal e ilegal en Michoacán, hay quien asegura que acomoda las condiciones para ser candidato a gobernador. Manuel. El virrey que nunca se fue y que opera abiertamente.

Las imposiciones que se fraguan habrán de generar un descontento natural entre las huestes tricolores y generando las condiciones ideales para perder en cada municipio, distrito local y federal, entonces, cabe la pregunta: ¿Acaso no hay alguien cercano a Pepe Mid que le indique que le están jugando en contra?

Otro beneficiado es el soberano de Chiflalandya, que ya dijo aspira a ser senador de la República, como si fuera un demócrata consumado y un dirigente partidista ejemplar, la semana pasada la sede estatal priista en Michoacán amaneció tapizada con mantas pidiendo la cabeza del chiflador mayor.

Y aquí abrimos un paréntesis para cuestionar desde lo político y profano el registro de un ente sucio, amorfo e identificado en los círculos políticos y criminales como traicionero y delator, se trata de un tal Guillermo Valencia Reyes, metido ahora a youtuber.

En Morelia no hay quien desconozca sus orígenes y trayectoria, pues siempre fue un estudiante mediocre, aspirante a todo y bueno para nada, que le daba lo mismo gorrear el desayuno que la cena pero que siempre tuvo la suerte de encontrar un padrino político que lo cobijara, entre ellos se puede contar a Agustín Trujillo Iñiguez, Jesús Reyna García, José Trinidad Martínez Pasalagua y el Rey Mierdas, Alfredo Anaya Gudiño, entre otros.

Jesús Reyna lo impulsó dándole el frente juvenil michoacano, desde donde comenzó a tejer lazos y nexos con propios y extraños, fue nana y sopla nucas del descerebrado de Afredito Anaya Orozco, y al no presentarse un priista serio en el distrito le dieron oportunidad de hacer campaña y ganó.

Siempre se llenó el hocico de decir que había sido un golpe de suerte haber sido candidato, tomó como centro de su actividad Tepalcatepec, municipio donde nació y poco se le conoce, pues desde niño vivió en CATRA FOVISSTE, en la salida a Salamanca.

Con dinero prestado y mocho ánimo hizo amarres y alianzas contrayendo diversos compromisos, los cuales no cumplió a cabalidad, como diputado local fue un fiasco, destacando por sus excesos etílicos y accidentes vehiculares, que van desde atropellar peatones hasta volcarse.

Todavía no rendía protesta como diputado y en Apatzingán ya le habían compuesto y grabado un corrido, pagado por él, claro, y que traía por todos lados sonando como si fuera una gracia o le diera estatus y clase emular a los grandes capos del país.

Para inscribirse en el pre registro a la alcaldía de Morelia llegó con banda y una nube de acarreados, desplegando un dron y escupiendo un discurso trasnochado y ocioso propio de talkshow de quinta categoría, más estridencia que propuesta.

¿De qué vive Guillermo Valencia Reyes? ¿Sería capaz de mostrar su filiación al ISSSTE o al IMSS? Y si hace empresa, ¿podría mostrar las declaraciones de impuestos que avalan su actividad comercial? Tal vez rehúya este ejercicio y lo entendemos, ya que en radio pasillo se dice que el dinero que despilfarra se lo da al que denosta cada vez que rebuzna: El Virrey Castillo.

Muy raro que Ney González, dizque delegado especial del CEN tricolor, se haya apersonado con Daniela de los Santos a su registro, como en política no hay coincidencias se entiende que los dados cargados favorecen a la desabrida chamaca que ahora cobra como diputada federal y aspira a gobernar Morelia.

En este escenario solo hay un damnificado, Constantino Ortiz García, priista de toda la vida y empresario moreliano que ha crecido políticamente de tal manera que pudiera, si lo dejan, competir y hasta ganar la alcaldía capitalina, al imponer a la barbie castillista estarían perdiendo a un buen cuadro.

Los de la prieta no saben o no entendieron que la basura se deja en la puerta afuera de la casa para que cuando pase el carro se la lleve, los de la prieta levantan muertos y drogadictos para darles alas y aparecer en las boletas, como el descontinuado Cristobalazo Arias Solís.

Otrora político influyente y ahora un catálogo de tics y muecas que acusan su desequilibrio químico neuronal que al igual que el mencionado Memito Valencia uno no sabe cómo arrima los frijoles a su mesa, pues lleva años sin trabajar pero gasta como rico.

Hasta aquí la dejamos…

——————————————————

* Arturo García Gaytán es periodista con más de 20 años de experiencia en medios escritos y electrónicos. Actualmente dirige la revista “La Guadaña” y el programa “Pandemia radio”

Para una comunicación directa te dejo las siguientes vías:

http://pandemiaradio.radio12345.com/

http://periodismoferoz.blogspot.mx/

http://periodistarural.blogspot.mx/

en twitter: @arturo_ggaytan

en facebook: Arturo García Gaytán

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest