Empeorará volatilidad del peso

billetes-mexicanos

La Página/Redacción

México, D.F.-A pesar de una ligera apreciación en el tipo de cambio durante la última semana, lo peor de la volatilidad en el mercado cambiario está por venir, dijo Marco Oviedo, Economista en jefe de Barclays México.

Detalló que la desaceleración económica en China y la postergación en el incremento de la tasa de referencia de Estados Unidos, son los principales factores que causarán una mayor depreciación el tipo de cambio.

“Vamos a tener más volatilidad y el tipo de cambio podría irse hasta niveles de 18 pesos, principalmente por señales de que la economía global se está desacelerando más rápido; es decir datos malos en el mundo generarán esa volatilidad, también que siga la incertidumbre sobre política monetaria en Estados Unidos y el deterioro de algunas economías emergentes, particularmente Brasil”, dijo.

Destacó que el aplazamiento en el alza de tasas en EU tendrá implicaciones de política monetaria en el mundo, entre ellas que el Banco Central Europeo (BCE) aumente su relajamiento monetario todavía más. “Y eso va a fortalecer más al dólar”.

“La Reserva Federal Estadunidense (Fed) va a retrasar el alza de tasas y en México el tipo de cambio va a seguir reflejando esa volatilidad, pero creemos que todavía no hay evidencia que esto se traspase a la inflación y que el Banco de México no suba su tasa objetivo en el corto plazo”.

Subastas

Mientras la volatilidad en el tipo de cambio no impacte a la inflación, el banco central mexicano trataría de contener la depreciación del peso sólo con subastas de dólares, toda vez que la economía mexicana sigue creciendo a un ritmo muy lento, destacó.

El economista recordó que Comité de Cambios ya se animó a aumentar el monto de las subastas, y que en Barclays no ven ningún obstáculo de seguirlas aumentando para contener la depreciación del peso frente al dólar.

Asimismo, precisó que a finales de año tiende a incrementarse la inflación en el país, por lo que de seguir aumentando las presiones en el tipo de cambio, sería a finales de diciembre cuando el Banco de México eleve las tasas.

En este escenario el movimiento sería de 25 puntos base en diciembre y probablemente exista otra alza en la misma proporción en febrero o marzo de 2016.

Añadió que sólo se daría un respiro a la depreciación del peso cuando la Fed incremente su tasa de referencia. “Pero hay indicios de que eso no sucederá hasta finales de este año o principios de 2016”.

Una vez que la Reserva Federal dé inicio de normalización de su política monetaria el peso tendería a apreciarse y a converger hacia 15 pesos en el siguiente año, aunque para que esto también es necesario que haya un mayor crecimiento económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest