Hay que garantizar el derecho a la protección de la familia: Esperanza Vargas

La Página

  • La diputada priísta presentó posicionamiento con motivo del Día Internacional de las Familias

Morelia, Michoacán.-Los legisladores y el Ejecutivo debemos seguir trabajando, desde nuestros ámbitos y competencias, para garantizar el derecho humano de protección a la familia, porque sin familia no es posible la construcción de una sociedad más inclusiva, plural, equitativa y segura, afirmó la diputada Esperanza Vargas Franco.

En el marco del Día Internacional de las Familias, que se conmemora cada 15 de mayo, la legisladora, integrante del Grupo Parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, mencionó que las transformaciones económicas, sociales, culturales y el contexto histórico de esta década han llevado a replantear el modelo tradicional de familia y cómo ésta se construye de diferentes maneras. Siendo reconocidos por la sociedad, además del modelo nuclear tradicional, los de familia extendida, monoparental, homoparental, ensamblada y de hecho.

Detalló que el derecho de protección a la familia implica favorecer ampliamente el desarrollo y fortaleza del núcleo familiar, no necesariamente del matrimonio. Dijo que existen casos, donde por el simple nacimiento de un ser humano se genera entre éste y sus padres un vínculo donde el goce mutuo de la compañía constituye un elemento fundamental de la vida familiar, aun tratándose de alguno de los modelos de familia no tradicionales.

“Como Cámara de Diputados nos corresponde continuar legislando a favor del desarrollo y fortalecimiento del núcleo familiar, con una perspectiva de género amplia que no limite ni restrinja el derecho de los individuos de elegir a las personas con las que quieren pasar el resto o una parte de su vida”, afirmó la congresista tricolor.

En ese sentido, Vargas Franco recordó el trabajo desarrollado por la actual legislatura, con relación a la aprobación del matrimonio igualitario y el reconocimiento legal de la identidad de género. Lo que hace posible que las personas ejerzan sus derechos humanos para construir una vida, que sin dañar a terceros, les permita desarrollarse en un ámbito pleno y ser felices.

“La familia debe ser el espacio donde las personas vivan los valores que nos den la posibilidad de resolver nuestras diferencias a través del entendimiento y la tolerancia, privilegiando la voluntad de generar acuerdos, sin que bajo ninguna circunstancia, ni al interior de las familias ni en la sociedad se haga uso de la violencia”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest