“Hubo un exorcismo en casona del centro de Morelia”. Por Omar Guajardo

HUBO UN EXORCISMO EN CASONA DEL CENTRO DE MORELIA

SUCEDIÓ EN UNA CASA DEL CENTRO 

Por: Omar Guajardo 

El edificio situado en la avenida Madero Oriente, que fue ocupado por la Tienda de Ropa y Papelería de nombre La Idea, por el Cine Club, y por el Cine México, más adelante por el Cine Eréndira, luego por los Almacenes García y ahora por la tienda de ropa “Cuidado con el perro”, fue Propiedad hace muchísimos años, quizá a finales de la primera década o a principios de la segunda del Siglo XX, de dos hermanos de los cuales omitiremos sus nombres por razones obvias. Desde entonces se cuenta que en esta antigua casona ocurrieron cosas que no tienen explicación alguna y no sé si actualmente sigan ocurriendo.

Los hermanos vivieron en esta casa de dos pisos antes de venderla y marchar a la Ciudad de México. Uno de ellos estaba paralítico y se encontraba postrado en una silla de ruedas, no movía ninguno de sus miembros y casi no podía hablar debido a un mal que lo aquejaba desde hacía muchos años el cual lo iba minando cada día más en sus facultades. Ellos vivían solos y dependían en gran parte de los servicios y cuidados de una mujer de mediana edad que desde los Tres Puentes venía cada tercer día para prepararles comida, lavarles y plancharles la ropa, además de hacerles mandados y de ayudarles a realizar algunos pagos.

Esa casa desde su creación ganó la bien merecida fama de que estaba embrujada, la gente de aquella época la conocía de sobra por lo que con miedo y temor se pasaban a la cuadra de enfrente con tal de no pasar cerca, para no ver, oír o para no llevarse nada de la energía negativa que de ella emanaba. Se cuenta que duró mucho tiempo sola hasta que fue adquirida por los hermanos a los que hicimos referencia al inició de esta narración y de los que nos ocuparemos aquí. Cabe mencionar que ellos vivían más o menos tranquilos en esa casona a pesar de todo lo que de ella se decía y se contaba. Todo marchaba bien, hasta que en una ocasión en que llamaron a la puerta, al filo del mediodía, el hermano que podía caminar se dirigió a la entrada para ver quién estaba tocando la puerta, dejando solo al paralítico: Era la señora que les ayudaba con los quehaceres, así que luego de saludarse, entraron los dos a la casa para dirigirse a donde se había quedado solo el paralitico, pero al llegar no lo encontraron en donde momentos antes este se había quedado, lo buscaron por toda la parte baja de la casa, en la sala, en la cocina, en las recamaras y hasta en el baño… ¡Y nada!

Fue hasta que escucharon unos quejidos que provenían de la segunda planta, en la que había otras habitaciones que poco se usaban dada la condición el enfermo, cuando se dieron cuenta de que el invalido se encontraba hasta la parte de arriba de la casa con todo y silla de ruedas…¡Cómo había sido subido hasta allá!…¿Pero quién lo cargó?…Tanto el hermano como la señora estaban muy sorprendidos. Se preguntaban:

-¿Cómo había podido suceder aquello pues la única forma de subir era por unas estrechas escaleras?

-El paralitico estaba tenso, llorando, temblando y tratando de explicar lo que le había ocurrido. Como pudo logró hacer que tanto su hermano como aquella señora se dieran cuenta de que dos sombras negras que estaban cerca de una pared fueron quienes lo elevaron por los aires, hasta depositarlo en aquella habitación de la planta alta.

A raíz de ese suceso una serie de situaciones inexplicables comenzaron a registrarse en esa casa. Seguido les abrían las llaves del agua provocando inundaciones en el baño y en el patio. Les cambiaban las cosas de lugar y les lanzaban piedras, además de que se escuchaban, ruidos, llantos, lamentos y últimamente alguien con una voz impresionante y de la que no sabían de dónde procedía, los amenazaba con improperios y maldiciones, ordenándoles que se fueran de su casa. Cansados ya de esta inexplicable y también insostenible situación y de tantas cosas que les sucedían sin explicación alguna, optaron por buscar ayuda ya fuera espiritual o de cualquier índole.

Fue así que llevaron a varios sacerdotes para que les bendijeran esa casa, llevaron también a varias personas traídas ex profeso desde la Ciudad de México las que se decían especialistas en la materia y que les aseguraban que podían parar todo aquello…Pero nada de lo que se hiciera surtía efecto, así que ante los nulos resultados obtenidos por las oraciones y por los conjuros de los especialistas y con la esperanza derrumbada de que todo aquello cesara, pues estaban a punto de volverse locos, los dos hermanos optaron por buscar a alguien que verdaderamente pudiera poner fin a todo esto que iba cada día en aumento, pues el número de manifestaciones crecía irremediablemente.

Foto colección del historiador Ricardo Espejel

Tras ponerse de acuerdo, sin más preámbulos y sin pérdida de tiempo, el hermano que podía caminar se dirigió a la Catedral, llevando al paralítico consigo, para no dejarlo solo en esa casa ante el temor de que algo le pasara. Llegaron en busca de un sacerdote que tenía fama de ser el mejor exorcista para que los ayudara, pues ya no querían ni entrar a la vivienda.

El sacerdote les pidió se adelantaran y lo esperaran en la entrada de la casa, mientras preparaba todo lo necesario para poder combatir a aquello que se había posesionado de la propiedad.

Se cuenta que al llegar el sacerdote acompañado de dos seminaristas, lo recibió la señora que les ayudaba a los hermanos, terriblemente alterada y sumamente nerviosa:

-¡Venga pronto Padre… sígame sin demora por favor!

Subieron casi corriendo hasta la segunda planta, se escuchaban gritos y gruñidos como si un animal a punto de atacar estuviera en la casa, pero casi al terminar de subir las escaleras, ante ellos se presentó la imagen más terrorífica que alguien pudiera imaginarse: El paralitico totalmente transfigurado se encontraba asido con los pies al pasamanos de madera del barandal, como si fuera un perico profiriendo infinidad de maldiciones y amenazas, las cuales aumentaron al observar al sacerdote que llegaba.

Se dice que fue necesaria la presencia de más sacerdotes para que junto al exorcista pudieran practicarle uno muy especial al paralitico, pues aquello contra quien estaban luchando era realmente incontenible y más poderoso de lo que se pudiera haber pensado. Se afirma que mientras el exorcismo se desarrollaba, las personas que esa tarde noche pasaban por el lugar escuchaban unos gritos y sonidos guturales que jamás podrían olvidar, siendo testigos además de como todas las puertas y ventanas de la construcción se abrían y se cerraban golpeándose fuertemente. Al final y luego de varios intentos y de luchar sin descanso contra aquel ente por varias horas, se impuso la fuerza de la Luz y las oraciones de aquellos sacerdotes, liberando al paralitico de aquel ser de las tinieblas que se había posesionado de él y de aquella casona.

Foto Sam Herrera

Luego de esto la construcción permaneció algún tiempo deshabitada hasta que fue nuevamente vendida y de aquellos hermanos, sólo se supo que se habían marchado a la Ciudad de México para no regresar jamás.

Años más adelante, algunos de los que acudían al Cine que ahí se ubicaba manifestaban que sentían cierto temor al entrar a los baños que se localizaban en ambos lados de donde se encontraba la pantalla.

A algunos caballeros les tocó ver como las puertas de los sanitarios se abrían y se cerraban sin causa aparente. Hubo también algunas damas que platicaban que en los baños de ese mismo cine ante sus ojos, les abrían las llaves del agua de los lavabos. Algunos trabajadores de ahí señalan que al llegar por la mañana para iniciar con sus labores de limpieza, se encontraban con que las llaves de los lavabos estaban abiertas y el agua corriendo por el piso hasta la sala de proyección, a pesar de que en la noche anterior antes de retirarse, tenían el debido cuidado de revisar que estas estuvieran cerradas.

Es muy probable que en los ahora almacenes de ropa que ahí se encuentra sigan ocurriendo algunas manifestaciones de carácter inexplicable….¿Quién sabe?

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest