Inseguridad, pobreza e ignorancia obstaculizan Responsabilidad Social: académico

academico

La Página/Redacción

Morelia, Michoacán.-La responsabilidad social, entendida como “el esfuerzo conjunto” de los grupos humanos, motivado por la convicción integral de la necesidad de mejorar las condiciones de vida, encuentra su principal obstáculo en la pobreza, la educación deficiente y la inseguridad.

Así lo expuso el académico Víctor Rafael Martín Fiorino,consultor del Observatorio de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe (ORSALC), en el marco del Diplomado sobre Responsabilidad Social Territorial, que se desarrolla actualmente en la Facultad de Economía.

En una ágil y dinámica disertación, el académico originario de Chile, señaló que en la consolidación de la Responsabilidad Social toman parte tanto los gobiernos como los sectores económicos y poderes de facto, además de las organizaciones sociales, donde cada uno de estos sectores enfrenta diferentes “retos” mismos que pueden asumir o evadir, de ahí la consolidación o no de la Responsabilidad Social.

A pregunta expresa,  señaló que no obstante los factores que llegan a inhibir la consolidación de la Responsabilidad Social, en el caso de Michoacán se advierte, en el caso de algunas instituciones, principalmente aquellas que comprometen el conocimiento como principal herramienta para la reivindicación, un “alto nivel de cumplimiento” en materia de Responsabilidad Social.

Como muestra señaló que en el caso de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, institución inserta en el aparato de gobierno, y específicamente en el ámbito de la educación, forma parte del Observatorio Mexicano de Responsabilidad Social (Omerso), lo que hace patente la intención de esta institución en la presentación de propuestas y ejecución de acciones en materia de Responsabilidad Social.

Sin embargo, señaló que hay sectores que están “quedando a deber” en materia de responsabilidad, principalmente los grupos que detentan el poder económico, así como los gobiernos, contaminados en esquemas de corrupción instituida que ha llegado a ser admitida como una práctica común, lo que fortalece condiciones de inseguridad, ignorancia y desigualdad social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest