Cristina
La Página/Redacción
Morelia, Michoacán.- El nuevo acuerdo para la seguridad firmado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el gobernador Fausto Vallejo, debe de pasar de la esfera discursiva a los hechos concretos, para que en lo inmediato el estado recupere las regiones en disputa en Tierra Caliente, consideró el dirigente estatal del PRD, Víctor  Manuel Báez Ceja.
Tras atestiguar la firma del Acuerdo  para la Seguridad Federal de Michoacán, este mediodía en Palacio de Gobierno, el líder del perredismo michoacano otorgó el beneficio de la duda a este nuevo compromiso asumido por las administraciones federal y estatal, pero enfatizó que hizo falta el componente social en el acuerdo, ya que el uso exclusivo de la fuerza no ha dado resultados desde hace años en Michoacán.
Destacó que el PRD pondrá de su parte para que Michoacán recupere la paz y puso como ejemplo la ardua gestión que realizan diputados federales y senadores perredistas para obtener programas y recursos extraordinarios para la entidad. De igual forma lo han hecho los diputados locales del PRD, quienes han sido institucionales con el actuar del gobierno.
Báez Ceja dijo que este nuevo acuerdo debe garantizar que la paz, la estabilidad y la gobernabilidad son asequibles en el corto plazo para los ciudadanos, de lo contrario este esfuerzo fracasará por su falta de objetivos concretos.
Ante el anuncio del posible traslado de parte del gobierno a Apatzingán, Báez Ceja señaló  que más que trasladar burocracia a dicho municipio, lo que la región necesita son recursos, programas sociales y obras públicas, así como educación, apoyos y empleos. “El ir a la zona de conflicto es un acto obligatorio y solidario que pudiera generar confianza en los ciudadanos, pero eso no solucionará la problemática”.
El líder del perredismo michoacano mencionó  que la entidad atraviesa por una situación inédita en su historia, por lo que la federación y el estado no pueden permitir que la situación se desborde más, y tiene la obligación de retomar el control y garantizar la paz y la tranquilidad en el estado, “ante el vertiginoso crecimiento de la inseguridad, se requieren acciones de respuesta inmediata”.
El presidente estatal del PRD destacó que el perredismo se mantendrá vigilante de que se cumplan los términos del Acuerdo  para la Seguridad Federal de Michoacán y que en todo momento se señalarán aquellas faltas, ausencias o que este compromiso deje de cumplirse, “es última llamada y  deberá de atenderse con urgencia debida pues Michoacán es un asunto de emergencia nacional”. Concluyó.