“Los beneficios de los foros artísticos”. Por Laura Sillas

Los beneficios de los foros artísticos  

Por Laura Sillas*

Ante el desalojo del Centro de Experimentación Plástica y Artística (CEPA), en las instalaciones de la Antigua Central y ante la inconformidad de los creadores y de algunos integrantes de la sociedad civil que los apoya, resulta evidente la necesidad de espacios independientes de creación y difusión artística.

En un mundo en el que son más importantes la producción y generación de riquezas, en el que se pondera lo tangible por encima de lo no tangible, como puede ser la educación, la cultura, el mundo de las ideas, del análisis, de la crítica y de la sensibilidad artística.

Y si observamos el contexto nacional, la realidad nos demuestra que tener la oportunidad de acceder a un sistema de educación básica nos convierte en ciudadanos privilegiados, gozar de una educación artística resulta algo imposible, sobre todo si apenas se cuenta con los recursos para atender las necesidades básicas.

Es por ello que debe apoyarse y fomentarse la existencia de espacios en los que se ofrezca la oportunidad a los niños y a los jóvenes de tener contacto con el arte, a través de talleres, exposiciones, performance y presentaciones escénicas.

El Centro de Experimentación Plástica y Artística, había empezado con esa labor de sensibilización artística en la población que se acercaba a él, contribuía a la socialización del arte entre la población que no tiene la posibilidad de pagar un taller artístico con costos elevados, que sólo están al alcance de la gente que puede pagarlos.

A lo largo de la historia del México contemporáneo, los integrantes de foros y colectivos artísticas han remado contra corriente y han luchado por un espacio, destaca un caso en la Ciudad de México, en el que han tenido que hacer cooperaciones para sacar de los separos a personas por pegar carteles para invitar a la población a cursos de verano, así de intolerante es nuestra sociedad.

Son estigmatizados como lugares propicios al ocio y al vicio, esta creencia tiene su origen en las ideas de vivir en una sociedad que valora la sociedad mercantilista y de consumo, al tiempo que menosprecia una sociedad creativa y sensible al arte. Por ejemplo se tiene la visión que un concierto de jazz en un foro, es un reventón y si se presenta en una sala de conciertos, es cultura y lo mismo pudiera ocurrir con los murales en un recinto históricos son murales, pero en un foro son grafitis sin contenido, lamentablemente estas visiones existen.

En las sociedades en las que se privilegia la educación artística y el fomento a la cultura, existen ciudadanos críticos y abiertos a las ideas de todos los sectores, con el fin de coadyuvar por un mundo incluyente, es el ideal por el que debiéramos coincidir los mexicanos, no por el cierre de foros culturales, como ha ocurrido.

Mientras en Morelia cerramos foros artísticos en Madrid reabren el mítico Rock-Ola, fue cerrada hace 31 años y reabierto el pasado octubre, espacio que fue calificado por Pedro Almodóvar como “la gran universidad de los años 80”, que reflejaba lo que ocurría en el mundo.

Apelamos a la sensibilidad de las autoridades por ofrecer las condiciones para que el Centro de Experimentación Plástica y Artística siga contribuyendo con la socialización del arte.

—————————————-

* Laura Sillas es maestra en Historia del Arte. Se ha desarrollado como reportera en medios de comunicación escritos. Actualmente es profesora en la Universidad de Morelia

Para comentarios tienes la siguiente opción: lausillas@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest