“Los relevos de Silvano fueron de mentiritas”. Por Rosamaría Sánchez Rincón

DÍA DE ASUETO

LOS RELEVOS DE SILVANO FUERON DE MENTIRITAS

Por Rosamaría Sánchez Rincón*

Deprimida -y no por la menopausia-, anda mi pobre Lupe. Dice que no la calienta ni el sol. La mujer que inventó el grito de guerra del Papusho en campaña, está perdiendo la fe en su amor secreto y se niega, esperanzada a la nada, a aceptarlo.

En el reproductor de música dejó de tocar la canción del Diego Verdaguer, “Pídeme”, y sólo repite, insistente a morir, la de “No”, del Potrillo Fernández, y mi vida se torna entonces un verdadero calvario cada que la rolita llega a la frase: “No, porque tus errores me tienen cansado…”.

La Lupe está enojada con su Papusho y no es para menos. Otra vez en un 16 de octubre (los otros “grandes cambios” fueron anunciados en el mismo día pero del año pasado), el hombre todopoderoso vuelve a darle atole con el dedo a los michoacanos.

Los tan esperados relevos, que tanto le urgen a esta bella y lastimada entidad, se quedan ahí, en la raya, apenas alcanzan para las dependencias más grises y menos importantes del esqueleto gubernamental.

Quitados de la pena y cobrando religiosamente los increíbles sueldos que perciben, siguen esos funcionarios que no solo le hacen daño al mandatario sino al Estado completo.

El casi examor de mi Lupe ha logrado capitalizar maquiavélicamente algunos medios de comunicación y redes sociales filtrando nombres y maniobras. Nada más lejos de la realidad.

La esperanza nacida cuando Radiopasillo cuasi confirmó la salida, patas por delante, de sórdidos personajes del ambiente público como Fabiola Alanís Sámano, Alberto Frutis Solís, José Martín Godoy Castro y hasta del tal Adrián, entre otros varios, murió este lunes con el anuncio de los dichosos relevos.

El único que se confirmó de esa camada, fue el hoy diputado con licencia Pascual Sigala Páez, el compis compis del Papusho; contrario a lo que se rumoraba, no llegó presto a suceder en el cargo al segundo al mando, no; lo mandaron directito a la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario, sí, la de los tractores “perdidos”. Dice la Lupe que eso y la shingada, son casi lo mismo.

A propósito de la próxima celebración pagano-religiosa del Día de Muertos, el anuncio de hoy pareció también obituario de renacidos o de desconocidos totales: a la Comisión de Pesca del Estado llegó Ana María Olivares González, nicolaita de bajo perfil, grande fue sin duda su regalo de cumpleaños; a la Junta Local de Caminos arriba Alberto Cortés Arias, en otros tiempos subsecretario de SCOP, y Jaime Díaz Vázquez, ingeniero agrónomo especialista en bosques, tomó las riendas de la Comisión Forestal de Michoacán; atrás quedaron sus tiempos de denuncia y de quejas contra el gobierno en turno.

El nombramiento más oscuro -le gana horrores al más peor de todos, incluso al de don Frutis-, se dio en el Colegio de Bachilleres de Michoacán, con la llegada anunciada por el mandatario de Gaspar Romero Campos, exlíder del sindicato de ese organismo, oscuro, muy oscuro personaje.

Y siguen los salvados gracias a Dios, porque de otra forma no se entiende: en el Instituto de Capacitación para el Trabajo de Michoacán fue confirmado don “grititos”, Iván Madero Naranjo; al Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”, se fue Agustín Villalvazo Ruíz. De ese no les digo nada porque la Lupe ni lo conoce.

Humberto Alonso Razo encabeza ya la Comisión Estatal para el Desarrollo de Pueblos Indígenas (ni sabía que existía); Francisco Huergo Maurin toma posesión del Instituto de Planeación para el Desarrollo del Estado, y el Centro Estatal para el Desarrollo Municipal lo presidirá Israel Tentory García, ese que parece chapulín al brincar de un cargo a otro sin dar resultados en ninguno.

La lista es de 13: Jorge Humberto Villegas García es ahora subsecretario de la Secretaría de Comunicación y Obras Públicas; a la Subsecretaría de Gestión Ambiental y Cambio Climático de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, llega Catalina Rosas Monge (el más feliz es su marido), y Carlos Alberto Paredes Correa fue nombrado secretario Auxiliar del despacho del Gobernador.

Y nos la pelamos. Nada nuevo, nada bueno bajo el sol. De aquí al 12 de diciembre, igual y la Virgencita de Guadalupe nos hace el milagro y el Papusho anuncia esos relevos tan esperados por quienes siguen confiando en sus autoridades. La Lupe, por lo pronto, ya anda pidiendo la nacionalidad canadiense, gustosa de irle a sobar los pies –y lo que se deje-, al primer ministro, Justin Trudeau, ¡tal shulo el hombre!

LO ÚLTIMO ÚLTIMO
¡Ah cómo joden con el pobre Mireles!, harto les duele que ande en libertad diciéndole a la gente que no se deje. Más delincuentes son otros que cobran del erario público y nadie dice nada. Desde las sombras, el Virrey favorito de la Lupe sigue haciendo de las suyas.

LO ULTIMÍSIMO
Mi Lupe dice que se va a lanzar de independiente. Ya tiene listas dos millones de firmas, por aquello de las exigencias del árbitro electoral. Dice que su comadre, la Cocoa, ya la buscó para que le pase algunas.

EN BLANCO Y NEGRO
Hablando de miedos, el que las mujeres perredistas le tienen a la Minerva Bautista, a la que le dieron el cortón y nomás nunca la invitaron a su grupito ese que dizque busca igualdad política. Fabiolita, candil de la calle….

—————————————————————————————

Rosa María Sánchez Rincón. Es periodista con más de 20 años de experiencia. Ha sido fundadora de periódicos locales, jefa de información y jefa de redacción de otros tantos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest