“Los suspirantes”. Por Nicolás Casimiro

“Los suspirantes”NIcolas Casimiro

Por Nicolás Casimiro/ www.atiempo.mx

 

¿A usted que le ha quedado de esta etapa de proselitismo? ¿Recuerda más las propuestas o las descalificaciones y la guerra sucia? ¿Recuerda más los proyectos o esos sospechosos videos que se filtran desde la Procuraduría General de la República?

Para beneplácito de algunos y desilusión de otros, este miércoles 3 de junio concluyen las campañas políticas de los candidatos a la gubernatura, a diputados federales, a diputados locales y ayuntamientos.

Como era de esperarse, fueron pocos –de entre los cientos de candidatos que se registraron esta vez- los que destacaron por sus propuestas, mientras que una cantidad mayor lo hizo por lanzar descalificaciones a los adversarios, y la gran mayoría, el grueso de ellos, pasaron prácticamente inadvertidos.

En cuanto a las campañas por la gubernatura, yo había previsto antes de esa etapa que no llegarían hasta el final los seis que obtuvieron su registro, y hace unos días vimos cómo el candidato del Partido Humanista (PH), Gerardo Dueñas Bedolla, se sumó a la campaña de Silvano Aureoles Conejo, candidato común del PRD, del PT y de Nueva Alianza.

Éste, por cierto, inició siendo candidato también del Partido Encuentro Social (PES), pero después, tras una polémica decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), se determinó que dicho instituto político, por ser nuevo, no podía hacer ningún tipo de alianza.

Por su parte, Ascensión Orihuela Bárcenas, candidato común del PRI y del PVEM, hizo una campaña intensa y su propuesta logró permear en algunos sectores, pero me llamó la atención que gran parte de los esfuerzos de su partido y de su equipo de campaña se orientaron más a descalificar a los adversarios que a promover su proyecto.

Luisa María Calderón Hinojosa, abanderada del PAN, hizo una campaña austera, desangelada y desairada durante las primeras tres semanas, pero después del primer debate se intensificó y antes del segundo debate otra vez. En las últimas semanas ha reunido a más simpatizantes en sus eventos, pero tal vez al final termine pesándole el muy flojo arranque que tuvo.

Manuel Antúnez Oviedo, de Movimiento Ciudadano, concentró sus esfuerzos en despotricar contra los que denominó “los partidos tradicionales”, tratando de arrancarles los puntos suficientes para elevar su votación. Además, en la etapa final pareció haberse concentrado más en atacar aSilvano Aureoles.

En tanto, María de la Luz Núñez Ramos, del Morena, hizo una campaña muy al estilo de su líder nacional, Andrés Manuel López Obrador, y ya vimos en su cierre de campaña en Morelia que logró reunir a una muy aceptable cantidad de simpatizantes, lo que hace pensar que este nuevo partido bien podría conservar su registro para la próxima elección.

Se terminan las campañas, viene la etapa de veda para los candidatos y el 7 de junio la jornada electoral.

¿A usted que le ha quedado de esta etapa de proselitismo? ¿Recuerda más las propuestas o las descalificaciones y la guerra sucia? ¿Recuerda más los proyectos o esos sospechosos videos que se filtran desde la Procuraduría General de la República (PGR), dependencia que no atina ni parece tener interés por dar con los responsables de la manipulación de los mismos? ¿A usted, qué impresión le queda?

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest