Por VERÓNICA TORRES MEDRANO

Morelia, Michoacán.- El Congreso de Michoacán analiza fortalecer e implementar muevas medidas al interior, luego de que más de 50 trabajadores han salido positivo a COVID-19 en los últimos días, además de tres diputados.

En entrevista para La Página Noticias, la presidenta del Congreso Local, Adriana Hernández Íñiguez informó que este día se estaría concretando un acuerdo ante la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) a fin de fortalecer las medidas implementadas hasta el próximo 15 de febrero, las que incluyen que poco personal acuda a las instalaciones y se retorne al home office.

Posteriormente, dijo, a partir de 15 de febrero, evaluar nuevamente las condiciones de salud en al interior del Congreso Local y el Estado, a fin de ver si hay posibilidad de sesionar de manera presencial o retornar a las sesiones virtuales, tal y como lo hizo la anterior legislatura derivado de la pandemia.

“La idea es que no se dejen de hacer los trabajos y se tomen medidas de prevención y precaución para cuidar la salud de los trabajadores y de los propios diputados”, refirió.

De los trabajadores que han salido positivos a COVID-19, indicó, están en las áreas de Seguridad, de Sonido, de Protocolo y de Presidencia. “No tengo reporte de otras áreas”.

Asimismo, indicó que solo tiene conocimiento de tres diputados contagiados. Su persona y el presidente de la JUCOPO, Fidel Calderón Torreblanca, además de María Guadalupe Díaz Chagolla, de la bancada perredista, que lo dio a conocer a través de su cuenta personal en las redes sociales.