DSC_3672

La Página/Redacción
Morelia, Michoacán.-Con el objetivo de salvaguardar la integridad física de los habitantes del municipio, el Ayuntamiento de Morelia realiza la poda y, de ser necesario, el derribo de diferentes especies de árboles, a fin de evitar accidentes por caídas, brindar mayor seguridad a los peatones y automovilistas y permitir una mejor iluminación de las calles. 
Estos trabajos son resultado de un estudio elaborado en cinco vialidades que presentan arbolado de alto riesgo para la ciudadanía, por lo que el presidente municipal Wilfrido Lázaro Medina, consciente del peligro que representan, a causa de factores como la edad, follaje, altura, inclinación y el exceso de humedad que caracteriza a algunas zonas de la capital michoacana, instruyó al director de Parques y Jardines, Eduardo Muñoz Flores, para resolver el problema de inmediato. 
En consecuencia, se consideró necesario programar labores de poda en las siguientes arterias: Boulevard García de León, avenidas Madero, Ventura Puente, Camelinas y Solidaridad, que son atendidas actualmente, previo dictamen emitido por la Dirección de Protección al Medio Ambiente y bajo la premisa de replantar, en la época adecuada, especies apropiadas a las condiciones del entorno, con el fin de lograr su óptima adaptación y crecimiento. 
Durante el año 2013, la Dirección de Protección al Medio Ambiente se avocó a realizar el estudio y con base a este análisis determinó que debían ser intervenidos 221 árboles, de los cuales el 93 por ciento, es decir 205, son los de mayor riesgo por ser alamillos y eucaliptos; la madera de éste último es de gran peso, lo que propicia su resquebrajamiento, además de que rebasa los 28 metros de altura y 2 metros de diámetro. 
Lo anterior fue precisado por el titular de la dependencia, Carlos Rubén Sosa Aguirre, quien agregó que el restante 7 por ciento restante son casuarinas, fresnos, sauces y hules. Además, indicó que el estudio cuenta con la geo localización específica de los árboles, sus características técnicas, condiciones de riesgo y el archivo fotográfico correspondiente, por lo que aseguró se encuentra debidamente justificado el trabajo que se realiza en cada uno. 
De los 221 árboles, es necesario el derribo de 23, es decir, el 10 por ciento, dada la peligrosidad que representan para la población. No obstante, se contempla la adquisición de 3 mil árboles de más de 5 años de edad y un cierto tipo de especies, para sustituir a los derribados.
Finalmente, ambos funcionarios municipales aclararon que tales acciones no responden a una decisión egoísta de embellecer las vialidades, sino que buscan brindar seguridad peatonal y automovilística a los morelianos. Esto quedó de manifiesto durante la última temporada de lluvias, en la que algunos árboles se cayeron en la colonia Ventura Puente, avenida Camelinas y el Libramiento Sur