Retomar el pensamiento de los teóricos. Por Laura Sillas

Retomar el pensamiento de los teóricosLaura Sillas

Por Laura Sillas.

Ante el contexto que vive Michoacán, con el eminente cambio de gobierno que sucederá en los siguientes meses, esperar a que la siguiente estructura gubernamental sea conformada con principios de igualdad y atención para todos los sectores, es una demanda constante de la sociedad.

El pensamiento de teóricos que observaron el contexto que les tocó vivir y que a partir de ahí formularon los elementos que conforman una actuación congruente del Estado, son ideas que los representantes de los ciudadanos recién electos debieran tener presentes para atender a un estado, como lo es Michoacán.

Si bien son contextos diferentes, ideas como las del filósofo inglés Thomas Hobbes contenidas en su obra El Leviatán, formuladas ante la creación de una República en Inglaterra en el siglo XVII,  tienen cabida en la sucesión de autoridades que nos espera. El teórico observa dos etapas: una situación de barbarie y de guerra de la lucha por el poder, y por otra parte, un estado recién creado bajo los principios del derecho con capacidad de reformar su estructura.

Los ciudadanos hemos vivido en los meses recientes una lucha por el poder, con carencia de propuestas que hagan entrever la intención de atender las necesidades de la población. Hemos observado que las necesidades básicas, como proveer los servicios de salud, vivienda, empleo, seguridad, tuvieron escasas propuestas, con mayor medida las intenciones de atender al sector cultural y las demandas de los pueblos indígenas estuvieron ausentes.

No obstante, la esperanza a que suceda un cambio no debe ser ajeno. Creer en El espíritu de las leyes, como lo escribió en la obra de dicho nombre, el pensador político francés Montesquieu, debe estar presente en los siguientes representantes. Si bien se observa que Montesquieu concibió que cada sociedad tiene las formas de gobierno y las leyes que son propias a su trayectoria histórica.

El estado de derecho que hemos vivido los mexicanos, ha dejado pasar reclamos latentes de la sociedad por hacer valer las leyes con igualdad. Por ello, existe la incredulidad de que puede conformarse un gobierno apegado a la legalidad cuando tienen un pasado en el que han mostrado poco interés por aplicar las leyes.

No obstante, ante tal contexto, a los ciudadanos nos corresponde observar y demandar que la conformación de los nuevos gobiernos se haga con la intención de trabajar por el pueblo. Pedir que se acerquen a las ideas de la filosofía política, puede resultar un ideal, pero que puede ser posible en un México futuro con una clase política que pueda llegar a conformarse con ciudadanos ilustres.

Esperemos que en los siguientes meses se observe la existencia un tránsito de la crítica a la construcción de un Estado sensible a las demandas de los ciudadanos, alejado de las luchas del poder por el poder, con una visión del contexto que les tocará gobernar.

Para cualquier comentario te dejo la siguiente opción: lausillas@gmail.com

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest