Santa Fe de la Laguna, Michoacán, es enigmático con sus muertos


La Página
Por Víctor Armando López
Santa Fe de la Laguna, Michoacán.-Pertenecer a la región de los muertos es estar en el silencio para los purépechas, pero en Santa Fe de la Laguna ellos mismos te hacen regresar con sus rezos, y con la sonrisa del recuerdo. Aquí en la Noche de Muertos, todos vuelven.
Los cirios, veladoras, portales y caminos de flor de cempasúchil marcan el camino para que los desaparecidos vengan con los suyos. La ofrenda está puesta, esa misma que se va conformando con el apoyo solidario de los vecinos y amigos.
El padrino del muerto (de bautizo, confirmación o boda) tiene que iniciar el rezo, es su obligación.
Las ofrendas y altares en Santa Fe de la Laguna llegan a tener un tamaño considerable, pues todo el día los vecinos colaboran con ello, cargan en canastas: Fruta, cirios, pan, verduras y algunas bebidas. Todo ello va sobre un petate, y al pie de una cruz, en la que se coloca la foto de quien habrá de venir, desde lo oscuro del fondo de la tierra, a degustar y convivir con sus vivos.
Aquí la tradición es viva, y para el próximo año habrá de velarse a quien la muerte aparte del 3 de noviembre al 30 de octubre. Michoacán es enigmático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest