"Una de Vaqueros…" Por Arturo García Gaytán

Una de Vaqueros. . .Una de vaqueros

Arturo García Gaytán.

En Veracruz Duarte mata periodistas a balazos,

en Michoacán nos quieren matar de inanición…

 
En la vida y en política las coincidencias pertenecen a una realidad alterna, todo contiene un pasado que afecta el presente y proyecta un futuro, así que, bajo estas óptica, la huelga que re estalló el STASPE tiene uno o varios objetivos, el primero, sin maliciarse en demasía, es una revancha de parte del grupo priista cuyo líder reposa en el penal de máxima seguridad del altiplano.
Pues a Antonio Ferreyra Piñón se le vio en los últimos años comer de la mano de uno de los operadores de Jesús Reyna García y que también, dicho sea de paso, hace huesos viejos en la cárcel. Ese sería el primer reflejo que se antoja de mirar rápidamente el escenario.
Otro, sumando declaraciones, por ejemplo, el imbécil de Zitácuaro, no el roba vacas, el perjumadito de Aureoles Conejo, sale a chillar clamando por un gobierno de coalición, esto es, amarre en lo oscuro para designar un gobernador y repartir el gabinete.
Con la huelga y las broncas, marchas, paros y cobros de acreedores la administración Jara luce incapaz y proclive a la autodestrucción, entonces, al agitar los sindicatos se estarían creando las condiciones para que brote la ingobernabilidad y al haber ingobernabilidad, el senado de la república puede y debe decretar la desaparición de poderes en Michoacán.
Por eso, y aunque se rían algunos safios, ¿la huelga fue ordenada desde la prisión de máxima seguridad del altiplano o nació y se provocó des del bunker del comisionado Alfredo Castillo? Hay fuertes rumores que apuntan a que la confianza de Castillo Cervantes recae en la empresa Consultores y Marketing Político, S. C., propiedad de Gisela Rubach Lueters, rumores nada más.
Se rumora también que la crisis que azota al gremio periodístico es inducida por la misma empresa que reporta a Castillo y a una oficina en el Estado de México, desde donde se decide y proyecta la ruta que sigue, por cierto, un operador de origen argentino, de lo que se entera uno, por dios.
Dice Darío Oseguera Méndez que no ha plan B, que se debe, sugeridamente a fuerza, reestructurar la deuda del gobierno michoacano para medio salir adelante, por supuesto que uno pregunta sobre el plan A, ya que no se mira por ningún lado que hay un rumbo para llevar a Michoacán por una ruta de recuperación, al contrario, nos siguen llevando al borde del precipicio.
El mando único en materia de protección civil, como en seguridad pública, resulta ser en manos de quien lo opera en nuestro amado Michoacán, una herramienta nueva, pero inútil, bastante cara y sin que produzca el más mínimo resultado, pues quien lo echó a andar jamás consideró la parte operativa, solamente llenó el espacio de un discurso estridente y anodino.
Parta empezar, debemos suponer que se cuenta con un atlas de riesgos que unifica en sus entrañas las condiciones orográficas de cada región del estado y considera agrupar los municipios por su proximidad, coincidencias y equipamiento, no van a poner en el mismo grupo o sector a quienes cuentan con lanchas y riesgo de incendios forestales.
Esa parte es la médula, pues se deben homologar los conocimientos de los elementos de protección civil, deben tener el mínimo equipo disponible a su alcance y por supuesto que contar con un salario y prestaciones que soporten su alto grado de exposición. Entonces, ¿verdad que no es lo mismo huele a traste que, atrás te huele?
Hasta hace unas semanas se les veía nada más en el centro de Morelia, jóvenes y jovanas montados en bicicletas con un cinturón repletos de gadgets y monada y media, visten pantalón negro y playera tipo polo gris, ocasionalmente una gorra negra.
Esta gente recuerda a los grupos criminales en los Estados Unidos después de que terminó la Ley Seca, diversificaron sus negocios y muchos fueron legalmente institucionalizados, vender protección a comerciantes y fraccionamientos, fue uno de ellos.
Resulta que la privatización o en su caso institucionalización del pago de protección está en marcha, pues ya se comenta entre los comerciantes establecidos que mientas no “contrataron” los servicios de estas empresas fueron presa fácil del hampa, hasta, claro está, pagaron derecho de piso y cuota mensual.
También es triste ver como los avances que en materia de dignificación del Centro Histórico de Morelia se hicieron, se descartan, otra vez se plagaron las calles del primer cuadro de franeleros gandallas y abusivos, regresó la plaga que por años explotó la vía pública, una pena que Wilfrido Lázaro de un paso para adelante, pues ha realizado cosas útiles, pero regrese dos pasos atrás.
Se le agradece a Miguel Ángel Chávez, jefe estatal panista, que aporte frescura al escenario político estatal, en el PAN, de4sde los tiempos de Benigno Quesada, que no había un dirigente con un discurso y postura sobresaliente, sin embargo, Miguelito es proclive a irse de la boca.
Acusar a priistas y perredistas de ejercer narcopolítica es como escupir al cielo, Miguelito debería de hablar con El Destroza Hogares de Germán Tena, quien a su paso por la delegación de SEDESOL dejó un rastro asqueroso de tranzas y relaciones nada sanas con gente señalada como delincuentes, Germancito mismo, ebrio, desgañitaba sobre sus relaciones criminales.
Somos un gremio altamente vulnerable, por origen y formación y, sobre todo, por privilegiar los intereses personales a los de grupo, por eso nos pegan y matan impunemente en Michoacán, por eso nos suspenden los pagos y nos dejan sin sustento para nuestras familias, porque somos egos inflamados de cocaína y alcohol incapaces de ceder a nuestras pasiones para buscar un beneficio colectivo.
Ni hablar, nos la estaremos tragando con nuestro propio pan…
Descansa en paz Rulas.
*Para una comunicación directa, te dejo las siguientes opciones:
http://laguadania.tripod.com
http://pandemiaradio.listen2myradio.com
http://periodistarural.blogspot.mx/
en twitter: @arturo_ggaytan
en facebook: Arturo García Gaytán
 
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *