Por ANA MARÍA CANO

Morelia, Michoacán.- Ante el ataque cibernético del cual fue víctima el Ayuntamiento Municipal, el presidente Humberto Arróniz Reyes, indicó llegará a las últimas consecuencias para saber si éste fue un acto de sabotaje si alguien le metió la mano al ataque cibernético que sufrieron en días pasados.

“Yo quiero saber si fue alguien de la gente de aquí mismo del Ayuntamiento o gente de Morelia, no tengo pruebas pero quiero, pensar que fue un acto de sabotaje, lo digo con mucha responsabilidad, no tengo elementos para ello pero si se hará la investigación si fue alguien de acá o alguien que anda haciendo de las suyas”.

Informó que ya se contrató a una empresa de Guadalajara para solucionar el problema y terminar con el encriptamiento de los archivos y poder leerlos.

Dijo que están en pláticas con esta empresa de Guadalajara la cual cobrará cien mil pesos para solucionar el problema cibernético que el Ayuntamiento tiene desde el pasado domingo.

“Pero tenemos hoy la sorpresa de que el archivo donde corren los trámites administrativos ya está funcionando, lo echaron a andar en el transcurso de la noche, y eso quiere decir que lo único que requerimos es ingresar la información para que sea procesada y se eche a andar”.

También, dijo, están en contacto con especialistas en delitos cibernéticos como lo es la Guardia Nacional así como en contacto con especialistas de la Fiscalía Federal, para que tomen cartas en el asunto.

Señaló que cuando llegaron a esta Administración sufrieron un ataque distinto ya que hacían llamadas de teléfonos oficiales del Ayuntamiento a particulares, comerciantes y líderes pretendiendo extorsionar al a gente a nombre del Ayuntamiento, por lo que decidieron a programas de mejora de información con una inversión de 10 millones de pesos para la defensa de la información.

“Lo que hemos recibido es que no es un robo de datos, sino que fueron encapsulados o secuestrados y no podemos leerlos, y lo único que podemos leer es el mensaje que nos dejaron de que tenemos que pagar cierta cantidad de dinero para que liberen nuestra información”.

Informó que ya se dio la instrucción en todas las áreas para que pongan a gente especial de cada dependencia para subir la información que fue dañada.

“Por fortuna estamos en el proceso de entrega recepción y todas las áreas tenían en sus propias áreas digitalizada su información, y esas áreas hasta el momento no han sido hackeadas”.

Están capacitando a todo el personal de tal manera que puedan cumplir con los compromisos de pago con los prestadores de servicio.