“Cerro Blanco” en Pátzcuaro es certificado como Área Voluntaria para la Conservación

La Página

Pátzcuaro, Michoacán.- El “Cerro Blanco” ubicado en el municipio de Pátzcuaro, a 2 mil 320 metros sobre el nivel del mar, un sitio representado por vegetación de pino-encino, recibió por parte de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, la certificación como Área Voluntaria para la Conservación que ampara 35 hectáreas, proceso que fue promovido por su propietario Iván Acosta Leal, informó Ricardo Luna García, titular de la Semaccdet durante la entrega del certificado.
 
El secretario de Medio Ambiente aseguró que en el “Cerro Blanco” se generan servicios ambientales como mantenimiento de la calidad gaseosa de la atmósfera, mediante la generación de oxígeno y captura de carbono, lo que contribuye a la mitigación de los efectos del cambio climático. Capta y filtra el agua, ya que favorece los ciclos hidrológicos, disminuye la probabilidad e intensidad de inundaciones y sequías. Retiene, genera y conserva los suelos; es refugio y nicho de fauna silvestre; da mantenimiento de diversidad genética y es considerando un factor cultural ya que es un espacio que aporta belleza y bienestar en una zona clave de la ciudad.
 
Luna García recordó que en este sitio natural se han implementado varios trabajos de reforestación y restauración a través de programas estatales y federales con la finalidad de resguardar y proteger este pulmón natural de Pátzcuaro.
 
“Está comprobado que entre más biodiversidad tenemos más barreras naturales hay para enfrentar las amenazas de patógenos y enfermedades. Esta estrategia de las Áreas Voluntarias para la Conservación significa que aquí en el Cerro Blanco las 35 hectáreas están protegidas ya por un instrumento legal de tal forma que si alguien quiere venir a presionar o intentar hacer cambio de uso de suelo indebidamente está completamente prohibido porque ya hay un certificado”, dijo Ricardo Luna García.
 
Iván Acosta Leal se dijo agradecido durante la entrega del certificado a su predio por el apoyo que la Semaccdet a través del secretario Ricardo Luna le han brindado para obtener esta protección, e invitó a más ciudadanos que cuenten con zonas naturales a sumarse a la preservación por medio del reconocimiento como Áreas Voluntarias para la Conservación.
 
“Hoy la naturaleza nos está exigiendo que la cuidemos, tiene formas de ponernos de rodillas en 15 segundos pero también tiene formas muy loables de retribuirnos como sociedad, si cuidamos de ella, ella cuida de nosotros. Tenemos que estar muy conscientes de que el medio ambiente es el entorno en el que vamos a vivir y van a vivir futuras generaciones y esta consciencia social es muy importante. Gracias al secretario Luna por apoyarnos y seguiremos trabajando para implementar un programa de acciones sustentables para el Cerro Blanco, los invito a sumarse a la conservación de nuestros bosques”.
 
Ricardo Luna García exhortó a más poseedores de bosques, comunidades y ejidos a sumarse al trabajo coordinado con el Gobierno del Estado y los ayuntamientos para proteger a través de estos procedimientos las áreas naturales, que alcanzan ya las 72, 205.6138 hectáreas en sus tres categorías: Zonas de Restauración y Protección Ambiental, Áreas Naturales Protegidas y Áreas Voluntarias para la Conservación.
 
Esta misma semana se entregaron otros 3 certificados a los predios La Cancha, en Uruapan; Emunah, en Cotija y La Cofradía en Zacapu.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *