Ciencia para Niños y sus Papás enseña secretos para nutrirse mejor

Imagen 004
La Página/Redacción
Morelia, Michoacán.-En lo que constituyó la penúltima charla del Primer Ciclo de Conferencias de Ciencia para Niñ@s y sus Papás, la Doctora en Nutrición María Teresa Álvarez Ramírez, explicó cómo los buenos hábitos alimenticios nos llevan a mantener la salud. 
Explicó cómo en las diferentes etapas de la vida se necesitan más o menos calorías; explicó la pirámide alimenticia y la función de los carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua, al tiempo que recordó a sus padres que es necesario cuidar de la alimentación de sus hijos desde temprana edad, dando leche materna a sus pequeños, así como en la niñez y adolescencia procurar una alimentación completa, ya que en la edad adulta, se verán reflejadas las deficiencias alimenticias de la infancia.
La nutrición, definió Teresa Álvarez, es un proceso biológico en el cual el cuerpo asimila y utiliza los alimentos y los líquidos para el funcionamiento, el crecimiento y mantenimiento de las funciones vitales. “Una buena nutrición ayuda al buen funcionamiento del cerebro y a tener una actitud positiva ante la vida. El desarrollo de la actividad cerebral depende de cada individuo, no hay personas más inteligentes que otras, depende del equilibrio entre la escuela, tiempo dedicado a la creatividad al arte, el sueño y la nutrición, las interconecciones entre las neuronas que nos facilitarán la comprensión y desarrollo intelectual posterior”.
Invitó a los papás a tener creatividad en la preparación y aspecto de los alimentos para incentivar a los niños a alimentarse correctamente. Hizo notar como nuestro país es privilegiado en cuanto a costo y variedad de los alimentos, sobre todo verduras y frutas, “recuerden que el agua no es refresco, se les debe dar una cantidad suficiente de agua sin mezclas. Las grasas son necesarias en cantidades moderadas para el organismo, tener una dieta totalmente libre de grasas provoca deficiencias a nivel de agilidad de pensamiento, la fuerza en los cartílagos, terminaciones nerviosas. Tampoco es bueno mandar a los niños a la escuela sin desayunar, porque la actividad que desarrollarán es fuerte y luego de dormir 9 ó 10 horas, el ayuno es muy largo y baja anormalmente sus niveles de glucosa en la sangre”.
Explicó a los padres que las discusiones y regaños no deben ocurrir al momento de comer, porque se pueden causar infartos cerebrales o cardiacos (tanto a los niños como a los padres), ya que la energía del organismo se encuentra centrada en el aparato digestivo y se desprotege a los pulmones, cerebro, corazón y otros órganos, observó la especialista, “el tiempo invertido a comer debe ser de calma, deben masticarse bien los alimentos y disfrutarse, porque así se liberan todos los nutrientes y se asimilan mejor”.
Posteriormente, la conferencista hizo un ejercicio práctico para los niños al simular un pequeño mercado con alimentos en miniatura, en donde cada niño pasó con su canasta, hizo las compras de acuerdo a lo aprendido en la charla y luego armó su pirámide alimenticia para llevar a casa y recordar cuáles son los alimentos sanos y en qué cantidades es bueno consumirlos.
Este ciclo de conferencias concluirá el siguiente sábado 8 de marzo con la conferencia “El mundo de los animales luz” dictada por el investigador David Tafolla Venegas. La entrada es libre y se puede obtener mayor información en el Departamento de Comunicación de la Ciencia de la UMSNH en los teléfonos 327 23 66 y 316 74 36, o bien en la página web: www.cic.umich.mx/cciencia/
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *