Con reforma a la Ley Orgánica Municipal se otorga autonomía a Ayuntamientos para uso de áreas de donación

Diputados PAN

La Página/Redacción

Morelia, Michoacán.- Los diputados José Eduardo Anaya Gómez y Sergio Benítez Suárez, Presidente de la Comisión de Fortalecimiento Municipal y Límites Territoriales e integrante de la Comisión de Desarrollo Urbano, respectivamente, celebraron la aprobación de la reforma propuesta por las Comisiones Unidas en mención, a la Ley Orgánica Municipal del Estado de Michoacán, por medio de la cual podrán disponer libremente de sus bienes inmobiliarios siempre que las necesidades queden plenamente justificadas.
Lo anterior, luego que en Sesión Ordinaria el Pleno del Congreso Local aprobara por unanimidad el dictamen por el que se reforma el artículo 136 de dicha ley, que limitaba la posibilidad a los gobiernos municipales para que hicieran uso de su derecho constitucional, en cuanto al manejo de su patrimonio respecto de bienes inmuebles adquiridos por donación de desarrollo habitacionales, manejo que ahora se podrá realizar si se cuenta con la aprobación de las dos terceras partes de los miembros del Ayuntamiento, según la recién aprobada normativa.
El diputado Anaya Gómez señaló que esta modificación es en beneficio de la ciudadanía, en cuanto a las áreas de donación, otorgándole participación de decisión directa a los vecinos del desarrollo que generó el área de donación, “es sumamente importante que la sociedad cuente con áreas para equipamiento urbano adecuadas que cumplan a cabalidad con sus necesidades y abonen a la convivencia y salud de los pobladores”, expresó.
El parlamentario albiazul, subrayó que dicha reforma se homologa con lo dispuesto en el Código de Desarrollo Urbano, el cual establece que los Ayuntamientos dispongan de las áreas de donación adquiridas a partir de los desarrollos habitacionales y transferencia o enajenación de áreas de propiedad Estatal y Municipal, “es necesario vincular con eficacia el ordenamiento del territorio y el desarrollo urbano, mediante la distribución racional y sustentable de la población, promoviendo la coordinación entre los ayuntamientos en cuanto a su planeación y regulación del desarrollo sustentable”, puntualizó.
De igual forma el diputado Sergio Benítez resaltó que las áreas de donación son predios entregados a los Ayuntamientos, y ya tienen anticipada su condición jurídica conforme al Código de Desarrollo Urbano del Estado y de preferencia debe respetarse su destino, “sin embargo, siempre existe la posibilidad de realizar acciones de traslación de dominio en cualquiera de sus modalidades y lograr un mayor beneficio en favor de la ciudadanía, por lo que con dicha reforma el municipio tendrá la facultad de poderlos operar, determinar y utilizar en la manera  que mejor convenga, subrayó.
“Esta modificación de recién aprobación reconoce al municipio su rectoría en el ejercicio de facultades relacionadas con la administración de planes de desarrollo; autorización, control y vigilancia en la utilización del suelo, así como en la administración de reservas territoriales; gestión de recursos económicos para la formulación o actualización de los programas de desarrollo urbano; promoción y ejecución de obras para que los habitantes del municipio cuenten con vivienda digna con equipamiento, infraestructura y servicios adecuados”, puntualizó.
En el mismo contexto, Benítez Suárez enfatizó que la modificación de la Ley Orgánica Municipal fortalecerá substancialmente a los municipios sin dejar de lado la responsabilidad que asumen con el manejo  que hagan de las áreas de donación en forma justificada y en beneficio social sin incurrir en abusos de autoridad, ya que en todo caso quedarán sujetos en términos de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.
Finalmente, su homólogo Anaya Gómez hizo un llamado al Poder Ejecutivo local, para que ponga mayor énfasis en la expedición o ajuste de los instrumentos de planeación y de ordenamiento territorial en coordinación con los ayuntamientos, para regular y prever el desarrollo equilibrado y sustentable del Estado, “lo trascendente no es construir más casas o más fraccionamientos, sino edificar ciudades con calidad de vida, rescatando espacios públicos, áreas verdes y recreativas en los centros de población, protegiendo y rescatando así el patrimonio cultural del Estado”, concluyó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *