Hay evidencia que inculpa a dos diputados de urna embarazada

La Página

POR PATY TORRES

Morelia, Michoacán.- “La segunda elección no se ha concluido y es lo que tiene que quedar claro”, refirió el presidente de la mesa directiva del congreso del estado, Antonio de Jesús Madriz Estrada en alusión a la votación para la presidencia de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) y aclaró que él no convocó a una tercera elección “hay una confusión”.

En ese sentido, subrayó que “yo suspendí la segunda votación, no está concluida porque yo no reconoceré jamás, pese a las todas presiones que tengo de diputados y diputadas, ni a chantajes, ni presiones cedo, 44 votos no los voy a reconocer en una legislatura con 40 diputados”.

Una y otra vez, en la rueda de prensa convocada exprofeso, dijo que él no convocó a una tercera votación “repetir una segunda votación…hay confusión y seguramente posiciones de gente que difiere de la legalidad y de principios de certeza marcados en la propia Constitución y que son principios fundamentales del derecho”.

Reveló que hubo diputados que pudieron introducir no solo su voto, sino hasta dos, tres o los cuatro que alteraron los resultados; al preguntarle si él que estaba frente a la urna no detectó quién o quiénes hicieron esto, respondió que “estuve muy al pendiente, pero no lo logro percibir con mi vista”.

Al señalarle que se ha evidenciado que fueron Marco Polo Aguirre Chávez y Francisco Javier Paredes Andrade como los responsables de esta urna embarazada “estamos revisando una ruta jurídica que debemos emprender, este tema no puede quedar así, no puede haber más diputados opacos, que no colocan los intereses de los michoacanos por encima de los particulares”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *