“Hay un Presidente vencido por la historia. Pero no hay gabinete”. Por José Herrera Peña

Por JOSÉ HERRERA PEÑA*

Antes de que estallaran las crisis sanitaria, feminista y de cero crecimiento económico, hubo una crisis institucional: La falta de gabinete.

Al desencadenarse la epidemia del virus, no hubo consejo de salubridad general, salvo para declarar el estado de emergencia e intentar legalizar la muerte de los viejos que fueran infectados por el virus, frente a los jóvenes que requirieran terapia intensiva.  -No hay secretari@ de Salud-.

Se han perdido cerca de un millón de empleos en la economía formal, otro millón no declarado y dos millones de la economía informal, y no se han creado más empleos que los que han dado a los numerosos parientes de la titular del trabajo. -No hay secretari@ del Trabajo-.

El gobierno federal combate las fuentes de energía limpia y basa la generación de energía eléctrica en fuentes sucias y desechadas por la industria, entre ellas, el combustóleo y el carbón. -No hay secretari@ de Energía-.

El gobierno federal no gobierna nada ni a nadie. Se le han ido las dos cámaras del Congreso de la Unión, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los gobernadores de los estados y los alcaldes de los municipios. -No hay secretari@ de Gobernación-.

La inseguridad pública campea por sus fueros, el crimen organizado ejerce su soberanía y la guardia nacional no sirvió más que para perseguir migrantes indefensos. -No hay secretari@ de Seguridad Pública-.

Se ha sacado al Ejército a las calles con base en un decreto del Presidente, sin facultades constitucionales para expedirlo.

lo único que hay es un Presidente que se ha negado a que le pongan tapabocas y que está desesperado por salir del confinamiento en que se encuentra en su palacio presidencial, antes Palacio Nacional, a pesar de que durante años se esforzó por vivir en él.

Hay un presidente que ha solapado numerosos actos de corrupción, que intentó manejar a su antojo el tesoro de la nación y que deseó concentrar el poder, es decir, un funcionario deprimido al ver que dicho poder se le fue de las manos.

Hay un Presidente que se ha limitado a prometer, como cualquier candidato, que creará dos millones de empleos en los próximos seis meses, y que hará crecer la economía, sin darse cuenta que ya no está en condiciones de que, bajo sus ojos, haga crecer algo o de que le crezca algo.

Hay un presidente vencido por la historia. Pero no hay gabinete.

————————————————–

*José Herrera Peña. Es Licenciado en Derecho por la UMSNH. Doctor en Ciencias Históricas por la Universidad de La Habana. De cuantiosa bibliografía histórica. Ha sido abogado postulante, funcionario del gobierno en la República Mexicana y en otros países del mundo, entre ellos Canadá y Nicaragua. Catedrático de diversas Universidades de México y de otros países. Le otorgó la Secretaría de Cultura federal una Mención Honorífica “en reconocimiento a su trayectoria en el rescate de memorias y documentos”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *