La SSM realizó curso para disminuir intoxicaciones por mal uso de plaguicidas

Curso BUMA5

La Página/Redacción

Morelia, Michoacán.- En aras de disminuir el número de intoxicaciones causadas por plaguicidas, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Michoacán (Coepris) realizó el Curso-Taller Formación de Difusores BUMA (Buen Uso y Manejo de Agroquímicos) en el auditorio “C” del Hospital General “Dr. Miguel Silva”, al cual asistieron proveedores de fertilizantes, propietarios de parcelas y aplicadores de plaguicidas.
De manera simultánea, el Departamento de Fomento Sanitario de la Coepris realizó en el Auditorio “A” del Hospital Civil el curso “Diagnóstico y Tratamiento de Intoxicaciones por Productos Utilizados para la Protección de Cultivos (Plaguicidas)”, a médicos pertenecientes a las 8 jurisdicciones sanitarias de la SSM, así como a galenos del Sector Salud.
A Óscar Carlos Muñoz Valdez, sub comisionado estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Michoacán, le correspondió inaugurar dichos cursos, los cuales, explicó, fueron impartidos por ponentes provenientes de la Asociación Mexicana de la Industria Fitosanitaria, A.C. (AMIFAC), organismo líder representante de la Industria de la Ciencia de la Protección de los Cultivos en México, y por SINTOX, que es un servicio registrado de la AMIFAC, atendido a través de personal médico con formación académica toxicológica, que orienta las 24 horas del día los 365 días del año al 01 800 00 92 800.
Temas como la Selección y clasificación de productos para la protección de cultivos, Contenido y comprensión de etiquetas de agroquímicos, Equipo adecuado para la protección del personal aplicador de plaguicidas, Primeros auxilios en intoxicaciones por productos utilizados en la protección de los cultivos y Reglas de oro, transporte y almacén de productos para la protección de los cultivos; fueron los que se abordaron durante el curso para la Formación de Difusores BUMA.
Además, a los asistentes se les instruyó sobre el transporte adecuado de los agroquímicos y el almacenaje correcto, ya que es necesario que cuenten con un almacén o bodega especial para que no este tipo de químicos no sean resguardados en el interior de un cuarto de alguna vivienda, para evitar la intoxicación del personal y sus familias.
A los proveedores de plaguicidas, se les explicó que su personal debe de ser capacitado y que la bodega debe contar con ventilación, estar bajo llave, ser libre de derrames y tener lavador de ojos; también sobre las maneras en que pueden detectar a tiempo una posible intoxicación y los primeros auxilios que deben tener.
Es necesario que los proveedores y agricultores que utilizan agroquímicos no tiren al cesto convencional los envases una vez que ya están vacíos, sino que los enjuaguen con agua y el contenido lo apliquen en los cultivos, para que no desperdicien ni contaminen el medio ambiente si lo vierten a la alcantarilla.
Después, estos envases se deben perforar, para evitar ser utilizados como recipientes donde almacenar o tomar líquidos, pues al hacerlo estarían intoxicándose. Estos recipientes ya lavados y perforados se deben depositar en centros de acopio primarios o contenedores, también conocidos como Centros de Recolección de Envases Vacíos (Crevas) y los domicilios de ubicación se pueden solicitar en los Comités Estatales de Sanidad Vegetal del Estado de Michoacán (Cesavemich).
Cabe destacar que en lo que va del año, se han registrado 158 casos de intoxicaciones asociadas al mal uso de plaguicidas en el estado, y el mayor número de casos detectados ha sido en las jurisdicciones sanitarias de Apatzingán, La Piedad y Zitácuaro.
A través de estas capacitaciones y pláticas, así como con las verificaciones, se coadyuva con los agricultores para que detecten a tiempo los síntomas de intoxicación, pues estos se confunden con un simple malestar, y se les exhorta a que acudan a tiempo a su centro de salud más cercano y no se auto mediquen.
Los síntomas de la intoxicación son: dolor de cabeza, vómito, malestar y fiebre que comúnmente se confunde con un simple resfriado o infección.
Con estas acciones efectuadas desde Michoacán, se busca incidir para que terminen los casos de agricultores intoxicados registrados por no utilizar uniformes adecuados ni protección, como los cubre bocas que se recomiendan o bien porque trabajan dentro de invernaderos y los agroquímicos tóxicos tardan en evaporarse, lo anterior, según reportes del Servicio de Información Toxicológica Nacional, organismo que capacita a agricultores, personal de salud y doctores, en detección temprana y prevención, en coadyuvancia con la Coepris.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *