Imagen 001
La Página/Redacción
Morelia, Michoacán.-Las cuotas de reinscripción en la Universidad Michoacana son, en lo práctico, voluntarias, ya que quien diga que no puede pagar no paga y ya, aseguró el secretario general de la Máxima Casa de Estudios, Egberto Bedolla Becerril, quien agregó que en ese sentido no sería necesario que quienes no estén de acuerdo con el pago soliciten un amparo, con hacer el trámite de condonación es más que suficiente. 
De igual forma, recordó que el convenio de colaboración por la gratuidad de la educación que firmaron el entonces gobernador Leonel Godoy y la también entonces rectora de la UMSNH, Silvia Figueroa es muy claro, se trata justo de un convenio, que no un decreto para implementar la gratuidad de la educación media superior y superior en la máxima casa de estudios, con el cual, el Gobierno del Estado asumía su compromiso con la sociedad michoacana de garantizar una educación gratuita.
El convenio que firmó el rector Salvador Jara Guerrero con la administración del entonces gobernador Leonel Godoy venció en diciembre de 2012 y no fue renovado por el gobierno de Fausto Vallejo para 2013 por causas ya por todos conocidas en materia económica, por lo que la Universidad absorbió el gasto.
Sin embargo, ante la situación económica tan aguda que se enfrenta, se determinó retomar el esquema de cuotas para los alumnos que estén en condiciones de pagar los 420 pesos de la reinscripción, y para los que no puedan, tienen la opción de acudir con su director, a la oficina de Asuntos Estudiantiles o a la Tesorería a hacer su trámite de condonación.
Puntualizó que las protestas estudiantiles son naturales ante este tipo de situaciones pero invitó a los jóvenes a informarse adecuadamente, ser solidarios con su Universidad y no dejarse manipular por personas ajenas a la institución.