Presentan acciones para el fortalecimiento de la contraloría de Michoacán

IMG_7478

La Página/Redacción

Morelia, Michoacán.- I.- De la coordinación de contraloría del ejecutivo del estado, a la secretaria de la transparencia, de la rendición de cuentas y del combate a la corrupción
De ocho años hacia atrás, la Contraloría del Estado de Michoacán ha sufrido un involución severa, que le ha impedido cumplir con la función de control interno de las actividades propias de la gestión pública, limitando su autonomía y restándole valor e importancia respecto de las demás entidades de la Administración Pública Estatal y Paraestatal.
Así, de pertenecer a la Administración Pública Centralizada fue reducida a una Coordinación de Contraloría del Ejecutivo del Estado de Michoacán, dependiente precisamente del Despacho de titular del Gobierno de Michoacán, ejerciendo una función limitada e intrascendente que sin duda alguna abona a la situación crítica que vive nuestro Estado.
Por lo anterior, el Doctor Salvador Jara Guerrero ha determinado como parte fundamental de su gestión gubernamental fortalecer a la Contraloría de Michoacán, a través de una estructura nueva que le dé independencia, autonomía de gestión y fortaleza institucional ante las demás dependencias y entidades del Ejecutivo Estatal, para lo cual se harán al Poder Legislativo  las propuestas de cambios a diversas leyes para transformar a la actual Coordinación de Contraloría en la Secretaría de Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción.
II.- La contraloría ciudadana y la contraloria social
En esta nueva institución, se abrirá el espacio que demanda y necesita la sociedad michoacana para participar legalmente en todos los procesos de supervisión, revisión y control en las dependencias y entidades de la Administración Pública del Estado, creando una unidad administrativa especializada en materia de CONTRALORÍA CIUDADANA,  la sumará principalmente el esfuerzo de los jóvenes estudiantes de nivel medio y medio superior, quienes inicialmente colaboraran  en labores de control de temas en específico de adquisiciones de bienes y servicios, arrendamientos, así como de obra pública y servicios relacionados con la misma, rubros que requieren que los michoacanos tengamos representación y decisión con respecto a lo que se adquiere y a lo que se construye por el Gobierno del Estado, pues al final somos los ciudadanos, los que recibimos  las acciones y las obras que realizan los gobernantes utilizando recursos públicos.
La meta es clara los mejores precios, los mejores servicios, la mejor calidad en materiales, que permitan rendir cuentas claras del ejercicio del gasto público, así como el consolidar a la infraestructura ejecutada como una inversión a largo plazo.
III.- Fortalecimiento del control interno municipal
De la misma manera en que se debe fortalecer el Control Interno Estatal, esa fortaleza de gestión debe alcanzar a los órganos internos de control de los Municipios; por lo que se propone también llevar a cabo una reforma a la Constitución Política del Estado de Michoacán y a la Ley Orgánica Municipal, a fin de dotar a las Contralorías Municipales de los más mínimos recursos humanos y materiales para que puedan ejercer su importante labor en materia de prevención y de corrección de manera oportuna  de las cuentas públicas municipales.
De igual manera se prevé el establecer nuevos procedimientos para la designación y remoción de los Contralores Municipales, que no esté sujeta a intereses políticos, sino al máximo interés del servicio público en el que debe prevalecer la honestidad, la legalidad y la transparencia en la rendición de cuentas.
Por otro lado es necesario darle funcionalidad persistente a la Comisión Permanente de Contralores Estado-Municipio del Estado de Michoacán, que agrupa a las 113 Contralorías Municipales y a la Secretaría de la Transparencia, de la Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción, a efecto de promover la capacitación de los Órganos de Control Interno, en las diversas materias financiera, de obra pública, de adquisiciones, de arrendamientos, de responsabilidades y demás temas relacionados competencia de las Contralorías.
IV.- Contraloría social
Nuestros niños y jóvenes tienen el derecho de preparar el Michoacán en que desean vivir, el Michoacán en el que hace algunos años, muchos disfrutamos y que ahora estamos obligados a recuperar, en tal razón a través de la Dirección de Contraloría Social, se fomentará principalmente en los niños, la cultura del respeto, de la honradez, del cumplimiento y de la responsabilidad con que debemos actuar todos los michoacanos.
De manera simultánea a la Campaña Anticorrupción, trabajaremos en el programa “Contralores Infantiles”, porque son los niños el primer punto de control de verificación de la honestidad, para que promuevan en sus hogares y en sus escuelas los valores de lealtad, honradez, honestidad, verdad y legalidad que son materia de la campaña.
Se dará continuidad a la creación de observatorios ciudadanos, comités de obras, Contralores Sociales, a los que se les capacitará en la verificación y supervisión de los programas sociales,  a fin que sean los ciudadanos quienes evalúen y verifiquen el ejercicio adecuado de los recursos públicos asignados por el Gobierno,  siendo la ciudadanía  el primer punto de control de la ejecución eficiente de lo programado.
V.- Campaña por un Michoacán mas honesto
Porque vamos por “UN MICHOACÁN MÁS HONESTO”, a partir del día 1 septiembre próximo se retomará la campaña anticorrupción en todos los Municipios del Estado; la cual se fortalecerá a través de la publicidad escrita, audio y video, con mensajes dirigidos hacia el ciudadano, así como la obtención de indicadores que nos permitan medir el Índice de Percepción de Corrupción en el Estado.
Las prácticas nocivas que corrompen las relaciones interpersonales entre ciudadanos y el poder público, deben abatirse de manera efectiva.
Para ello se hace indispensable conocer a través de indicadores determinados, las áreas de oportunidad que requieren la máxima atención del gobierno, que además nos permitan de manera periódica y objetiva, conocer el avance de nuestra gestión en materia de combate a la corrupción.
Es por esto, que se desarrollará de manera conjunta con la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo en coordinación con la Universidad Autónoma de Querétaro, y bajo la supervisión de Transparencia Mexicana, un muestreo para determinar en cinco ciudades del Estado de Michoacán (Morelia, Uruapan, Zamora, La Piedad y Zitácuaro), el índice de percepción ciudadana en materia de prácticas nocivas en el servicio público.
La proyección y metodología del Índice de Percepción de Corrupción, ha significado una buena práctica que ha permitido a otras entidades como Querétaro, el  detectar los rubros de mayor corrupción a los que hay que dosificar el esfuerzo a fin de mejorar los procesos del servicio público y la atención a la ciudadanía.
VI.- De la fiscalización y de las responsabilidades
Caminar por la ruta de la legalidad, la honestidad, la transparencia y la rendición de cuentas, son los retos que debemos imponernos todos los hombres y mujeres de Michoacán, para salir unidos con nuestro gobierno de la crisis en que estamos inmersos  derivado de prácticas irregulares que deberán irse desvelando a lo largo de los procesos de auditoría que se han efectuado y se efectuarán a lo largo de este ejercicio a la Administración Pública Estatal.
Procesos de auditoría y fiscalización que se suman a los esfuerzos que en esta misma materia llevan la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública, así como la Auditoría Superior de Michoacán.
En coordinación con las entidades federales y estatales mencionadas, abatiremos el rezago que tenemos desde hace varios años atrás para desvanecer las observaciones que se han hecho a anteriores gobiernos y en su caso iniciar los procesos restitutorios o de responsabilidades administrativas que fueren legalmente procedentes y sustentados.
Los procesos administrativos y disciplinarios que deban ejercerse en contra de quienes infrinjan la ley, se sujetarán desde luego también a la legalidad constitucional que ampara el debido proceso y emitiremos los fallos debidamente motivados y fundamentados para hacer que en Michoacán todos estemos sujetos al imperio de la ley.
No se trata de una persecución, se trata de asumir responsabilidades. La ley se somete a un principio de generalidad y esta implica que todos debemos acatarla y respetarla.
No somos ajenos a que este es un esfuerzo gigantesco, pero somos más los michoacanos que queremos vivir bien, a aquellos que no cumplen sus obligaciones y buscan evadir responsabilidades y que no quieren sujetarse a la legalidad y a la honestidad en el ejercicio de su actividad productiva.
Para este reto, se requiere no del apoyo de todos los ciudadanos de los ciento trece municipios que conforman el Estado de Michoacán, se requiere tal vez de sacrificios y principalmente de la confianza mutua en que todos juntos podemos lograr mejorar, caminando de la mano de un buen gobierno, sano en sus finanzas y transparente en su rendición de cuentas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *