Por VERÓNICA TORRES MEDRANO


Morelia, Michoacán.- Con 68 días acumulados de bloqueos a las vías férreas, Michoacán registra 15 tomas durante este año; 7 trenes diariamente dejan sin moverse ante la toma que mantiene el magisterio democrático en Caltzontzin, municipio de Uruapan. Las pérdidas ascienden a los 3 mil 400 millones de pesos.

De acuerdo a la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC) y a Kansas City Southern de México (KCSM), este año han dejado de circular 476 trenes, lo que equivale a 142 mil 800 tráileres.

Asimismo, las toneladas detenidas son 2 millones 618 mil de productos que no han sido entregados a su destino, además que los contenedores intermodales parados son 20 mil 400.

Y es que la demanda de los trabajadores de la educación es el pago de las nóminas pendientes, además de bonos y prestaciones que se arrastran de tiempo atrás.

El Gobierno de Michoacán dice no contar con recursos para hacer los pagos correspondientes y culpa a la Federación de no cumplir con el tema de la federalización. Hoy, de acuerdo a Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, es culpa del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al no cumplir con la promesa de atender el tema educativo.

Sin embargo, en días pasados, el gobernador electo, Alfredo Ramírez Bedolla informó que el Gobierno de México ministrará más de 3 mil millones de pesos de recursos extraordinarios para el pago de los pendientes y todo lo correspondiente hasta diciembre próximo al sector educativo; una parte llegará este mes a las arcas estatales.