“Sin libertad la democracia es una farsa”. Por Jesús Sierra Arias

Por JESÚS SIERRA ARIAS*

Hace muchos años, alguien pronunció el discurso oficial en una conmemoración cívica, y le escuché una frase que se me quedó grabada para siempre que reza así: “En la democracia no hay dogmas y si acaso llegará a existir alguno éste sin duda sería el de la libertad”.

Libertad. Cierto, nada más valioso que ella.

En libertad se piensa, se discute, se acuerda y se disiente.

El que es libre es libre para todo. En libertad se elige o se elige no elegir.

La libertad sirve para decidir irse o quedarse; para ser o para no ser; para tener o para no tener.

Que bueno que existen cosas u opciones que no nos gusten, que según nuestro juicio no sirvan o con las que no coincidamos, porque precisamente son las que reafirman la libertad de la que gozamos para no elegirlas.

La democracia sólo existe cuando las personas son verdaderamente libres, de lo contrario es una farsa, una pantomima, una ilusión o un engaño.

Siempre he dicho que la unanimidad llama a sospecha.

Por eso, cuando la libertad está en riesgo no hay que permanecer inertes; hay que defenderla con toda la fuerza de la razón, sobre todo de aquellos que se disfrazan de libertarios, de guías, de líderes, de reformadores, de revolucionarios, porque puede ser que lo que verdaderamente pretendan sea arrebatarnos la libertad para atarnos, manipularnos, chantajearnos o, aún peor, para esclavizarnos.

——————————————————-

*Jesús Sierra Arias. Es abogado por la Universidad Autónoma del Estado de México. Ha sido secretario ejecutivo del Nuevo Sistema de Justicia Penal; secretario de Educación en Michoacán; integrante del Consejo del Poder Judicial del Estado de Michoacán de Ocampo. Actualmente es magistrado en el Tribunal de Justicia Administrativa de Michoacán.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *