Una de vaqueros… Por Arturo García Gaytán

Una de Vaqueros. . .Una de vaqueros
Por Arturo García Gaytán.
En Veracruz Duarte mata periodistas a balazos,
en Michoacán nos quieren matar de inanición…
Por todos lados y sin respetar las formas el encargado del despacho, pomposamente llamado rector, acusa a los cuatro vientos que no hay dinero para acabar el año, que la Casa de Hidalgo está en quiebra y si no han cerrado las puertas y bajado la cortina es porque de verdad las inercias se han impuesto.
Primero, la incapacidad de salvaguardar a la comunidad en sus vidas y pertenencias, dentro y en las inmediaciones del campus, de frenar la voracidad de los sindicatos hablamos en otra ocasión, luego, ni siquiera un evento deportivo para ofrecer una cara amable de la michoacana.
La carrera del orgullo nicolaita, bueno, ofrecen playera del evento, número y kit de hidratación, atención durante el recorrido, el colmo, los números, parte que identifica y certifica la participación personal ostentaron la leyenda: “soy nicoalita y creo en mi”.
Al darse cuenta del gazapo, el tal Sergio Barajas, jefe del departamento de deportes de la michoacana, ordenó que la leyenda fuera retirada de los números de cada competidor, ¿acaso no revisaron el pedido cuando les entregó Chucho Huerta o con quién hayan mandado a hacer el material?
Por cualquier medio el patronato que se supone encabeza el equipo de tercera división Zorros de la UMSNH, busca vincular este proyecto que más bien parece lavado de dinero a la máxima casa de estudios de Michoacán. La urgencia no ha de tener un noble fin como para sacar a sus sirimiquis a pachanguear en los medios.
Argumentan que es un vínculo entre la comunidad estudiantil y el deporte, de los jugadores en activo nada más conozco a uno que estudia derecho, es más Kevin Gastelum ni idea en qué facultad estudia, si es que estudia; levantaron la resoca de Monarcas y salieron a jugar, es todo.
Hablan de que su equipo es ejemplo a seguir, una norma de vida, las veces que los he visto jugar, el “entrenador” sale expulsado por buscarle bronca al director técnico contrario, amén de que su sistema de juego ni en el llano se utiliza ya: todos para arriba y todos para abajo.
Es de dar lástima que la Casa de Hidalgo, se preste a este tipo de legitimaciones, no es posible darle el nombre y prestigio a un proyecto obtuso y que bien podría ser un lavadero de dinero, no sería la primera vez que en Michoacán se mezcla dinero sucio y un equipo de tercera división.
No es raro al ver en esos partidos como locales a los integrantes del patronato bebiendo en las gradas, gritando incoherencias y exhibiendo toda su ignorancia respecto al futbol, total, con razón no se quejan cuando les ponen que son el espíritu nicoalita, borrachos.
Algo similar le ocurre al Colegio Salesiano en Morelia, que con tal de darle, según alguien, nivel a sus equipos masculinos de futbol, han puesto en los mismos en manos de un mercenario y truculento personaje que se vende como escuela del Cruz Azul y en el portal del club y telefónicamente no reconocen que haya ninguna filial en Morelia, es más, en todo Michoacán.
Este sujeto se ha destacado en la Liga Municipal por la violencia que propicia dentro y fuera de la cancha, involucrando incluso a paterfamilias que han llegado a golpear a los árbitros, amén de las broncas y agresiones que provoca, lo cual, es una lástima, pues un prestigiado colegio como el Salesiano que promueve la obra de San Juan Bosco, no debería de dar ese tipo de testimonios.
            Quien no deja de sorprender es la diputada priista Daniela de los Santos Torres, quien se había resistido al vértigo y respectivo mareo al rendir protesta como diputada local, ahora, ella y el séquito de ganapanes que le rodea actúan como si La Dani fuera presidenta municipal y ellos, ellos igual, sus lamesuelas.
            Triste, pues siendo una novata en esto de la grilla y habiendo nacido políticamente de la mano del ex gobernador Fausto Vallejo Figueroa, la chamaca de los cabellos dorados cree que puede volar y ya no con alas ajenas, propias, y habrá que preguntarle a qué santo se encomienda, no vaya después a salir su video.
            Que no se mueve una piedra ni se avanza en la construcción del Teatro Matamoros, dijo Cuauhtémoc Cárdenas Batel, presidente del fideicomiso respectivo, dijo además que no tienen ni un clip en su oficina, por lo que a ver si le alcanza para padrotear a gusto con el dizque festival internacional de cine.
            Es increíble que a pesar de la severa crisis económica que se vive al interior del gobierno estatal, se dejen huecos, hoyos de 200 millones de pesos, mismos que deben de ser esclarecidos, pues lo que se alcanza a ver de la obra del dicho teatro, no justifican ni 100 mil pesos.
            Más penoso es que los gobernadores, no gobiernen, los administradores no administren y las coordinadoras no coordinen, resulta impensable imaginar una estrategia para sacar candidatos a pedir el voto para el próximo año y lo que sea que viene, no es bueno.
            Disfruten la imagen donde se mal barata el espíritu nicoalita…nicoalita
Para una comunicación directa les dejo las siguientes opciones:
en twitter: @arturo_ggaytan
en facebook: Arturo García Gaytán

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *