"Una de vaqueros…" Por Arturo García Gaytán

Una de vaqueros….Una de vaqueros

 Por Arturo García Gaytán.
La presión fue mucha. No es para menos, la cloaca que destapó lo amerita y, sobre todo, el apoyo que sus compañeros panistas le brindaron fue unánime, no le regatearon un ápice para manifestarlo y, sobre todo, el respaldo puso a temblar a muchos en Acción Nacional, en un gesto de congruencia, Alfonso Martínez Alcázar, anunció que renunciaría a su militancia albiazul.
El Poncho, como se refiere todo el mundo a su persona, regresó a la diputación local más maduro, más serio y con la experiencia acumulada de años de militancia, la trinchera forma hombres y descubre liderazgos, lo demostró en cuanto ocupó la presidencia de la Mesa Directiva.
La decisión desconcertó a muchos y preocupó a otros tantos, pues un liderazgo como el que encarna Poncho no se consigue en el oxxo ni lo despachan en la botica, lleva años preparar jóvenes y desperdiciarlos con un proceso electoral en ciernes es más que una locura.
De la nube mediática que acaparó la atención del respetable se colgó el flamante dirigente estatal perredista, un tal Torres Piñas, que sin poder generar una idea propia sale a eructar babosada y media, que si se tiene que investigar lo de los moches, total, primero que meta en cintura, difícil, a sus diputados y luego que opine del resto de los actores políticos.
Pues hay muchas interrogantes sobre el gasto y desempeño de ciertos ex titulares de dependencias que gastaron cantidades ingentes de dinero montando una plataforma político electoral para impulsar a los candidatos del PRD y a la mera hora no sólo perdieron en las urnas, fueron blindados con diputaciones locales.
Eso, para que le digan al Torres Piñas, se debe indagar, pues no es posible que áreas neurálgicas como secretaría de Gobierno, Desarrollo Social y lo referente a las féminas, prosperaron materialmente y todavía disfrutan del blindaje mal entendido conocido como fuero, entonces, si van a buscar donde huele mal, que comiencen por su casa.
La reynista consentida, María de los Ángeles Llanderal Zaragoza, ahora metida de adalid del nuevo sistema de justicia penal, se atreve a salir a los medios a decirnos que tenemos que hacer causa común con el instituto que encabeza y servir de comparsa a sus intereses.
Lo que no revela la abogada es que del presupuesto que el Consejo del Poder Judicial le otorgó para difundir el tema del nuevo sistema, modesto y todo pero lo mal gastó, por satisfacer compromi9sos ajenos al tema se le acabó la plata y no alcanzó a darle a conocer a la gente de qué va lo de los juicios orales, lo cual es ya una pena, y alguien que le diga a la Llanderal que las gorras se acaban de acabar.
No se resigna a vivir retirado de la política, luego de haber sido gobernador, senador y embajador para luego exhibirse miserablemente como candidato a la alcaldía de Morelia, es el que gobierno la Universidad Michoacana, pone y dispone rectores y directores, ahora, Genovevo, El piojo Blanco Figueroa Zamudio da conferencias sobre crisis en la Casa de Hidalgo, ¿nunca conoció la vergüenza?
Por cierto, la succión llamada comisión de rectoría, es la muestra perfecta de lo que fuera conocido en el antiguo París como La Corte de los Milagros, donde impera cualquier tipo de interés común, sobre todo los de índole personal, grupal y delincuencial, menos el bien de la máxima casa de estudios estatal, ahora se aprestan a elegir a otro monigote que cobre como rector.
De lo que se entera uno, resulta que el hamponcete ese del Alejandro Mendoza Aguayo, dizque presidente del lavadero de dinero ilícito zorros, pide de hasta 20 mil pesos mensuales de renta para alinear un jugador, vaya, todavía ni siquiera debutan un solo jugador en primera división y ya roban como franquicia grande.
Mientas se desbaratan quienes ¿dirigen? El deporte en Michoacán, extrañamos que en la delegación mexicana que participa en los Juegos Centroamericanos y del Caribe que se verifican en Veracruz, no hay participación de paisanos, no hay michoacanos compitiendo.
Ni la detección de talentos, las becas ni todo lo que se derrocha en deporte en nuestro amado Michoacán es suficiente para producir un competidor en la disciplina que se le antoje, no seremos exigentes, lo cual es preocupante e indigna, pues mientras las adicciones rondan a nuestros hijos no hay una político social adecuada para evitarlo. Gracias, de nada.
Dice el encargado del despacho en el PRI, que la próxima semana el Virrey Castle le indicará la manera en que se impondrán candidatos en ese partido, mientras, suspirantes van y vienen, tal es el caso del hijo del Rey Mierdas, el tal Alfredito Anaya Orozco, quien ya sacó la cartera para comprar la candidatura a la presidencia de Sahuayo, ya ni la chingan primo.
Da pena ajena el títere del virrey, que no genera un discurso propio, ni una idea hila a su favor, cada que habla en público es como las palomas, da un paso y la caga, dos más y la caga, y el responsable de este desatino es nada más y nada menos que Chonito Orihuela, quien dicen sus allegados, fue quien propuso a Jarritas y aspira a sentarse en la grande. ¿Lo dejaremos?


En Veracruz Duarte mata periodistas a balazos,

en Michoacán nos quieren matar de inanición…

Para una comunicación directa, te dejo las siguientes opciones:

http://laguadania.tripod.com
http://pandemiaradio.listen2myradio.com
http://periodistarural.blogspot.mx/
en twitter: @arturo_ggaytan
en facebook: Arturo García Gaytán

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *