Alberga la UMSNH conferencia sobre "La Deflexión de la luz en Newton"

2

Morelia, Michoacán.- El doctor Juan Manuel Espinosa Sánchez, de la Universidad de Quintana Roo, impartió en el Instituto de Investigaciones Históricas (IIH) de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) la conferencia “La deflexión de la luz en Newton”, como parte de la estancia sabática que se encuentra realizando en esta dependencia universitaria.
Durante la charla se expusieron tópicos de historia de la ciencia en cuanto a estudios de óptica cartesiana y newtoniana, toda vez que Espinosa Sánchez mencionó que en el siglo XVII están presentes dos teorías de la luz, la cartesiana para analizar la propagación de la luz en onda y la newtoniana que menciona que la propagación de luz es rectilínea.
Cabe señalar que para el caso de Newton el profesor investigador utilizó el primer tomo de la obra literaria “Principes Mathématiques de la Philosophie Naturelle”, edición francesa de 1759 localizado en la Biblioteca Pública de la UMSNH.
Inicialmente compartió los tres modelos para explicar la transmisión de la luz planteados por Descartes: el primero, el de la pelota de tenis que se mueve a una velocidad finita y su velocidad se altera cuando pasa de un medio a otro, por lo tanto la transmisión de la luz debía de ser instantánea.
En cuanto al segundo, Descartes compara la propagación de la luz a las uva contenidas en una cuba completamente llena de uvas medio aplastadas inmersas en vino. Este modelo pretende dar un ejemplo de la materia sutil (el vino) que llena todo el espacio y las partes más pesadas del aire, así como otros cuerpos transparentes, y una vez más, el movimiento es finito y no instantáneo.
El tercer modelo cartesiano compara el movimiento de la luz con un ciego provisto de un bastón, donde hay pérdida de tiempo, ya que el ciego siente la sensación en su mano en el mismo instante en que el bastón golpea un objeto, este modelo no preserva la distinción cartesiana entre movimiento y tendencia o inclinación al movimiento.
Asimismo afirmó que su contraparte Newton en el año de 1666, se dedicó a pulir cristales y fabricó un prisma triangular de vidrio, por el cual paso un haz de luz blanca y llegó a las siguientes conclusiones: desistió de sus intentos para perfeccionar los telescopios basados en combinaciones de lentes y optó por el principio reflector y observó que no era tan fácil determinar la naturaleza de la luz.
En este punto Newton escribió en sus Questiones Philosophicae lo siguiente:
“Los rayos azules se reflejan más que los rojos, porque son más lentos. Cada color es ocasionado por glóbulos de movimiento uniforme. El movimiento uniforme que da la sensación de un color, es diferente del movimiento que da la sensación cualquier otro color.”
En esta parte, afirmó que Newton concibió una teoría dual: la ondulatoria y la corpuscular. En la primera postuló la periodicidad como una propiedad fundamental de las ondas de luz, mediante la cual cada color tiene una longitud de onda. No obstante prefirió la explicación corpuscular para explicar la propagación rectilínea y la polarización de la luz blanca.
Por lo que en palabras del historiador de la ciencia I. Bernard Cohen se puede decir que el “modelo de Descartes es para fines heurísticos; es decir, no para mostrar cómo sea la luz o su transmisión, sino más bien para indicar que el tipo de propiedades del movimiento a que alude puede darse en la naturaleza.”
Descartes deseaba mostrar una comparación, por medio de modelos para explicar las propiedades de la naturaleza que no se podía descubrir por medio de la observación y experimentación.
Cada comparación hecha por Descartes ejemplifica una propiedad particular de la luz mediante un sistema mecánico. Para Descartes la luz es una tendencia al movimiento y frente a los modelos newtonianos su óptica tiene un carácter hipotético.
Finalmente afirmó que Newton planteó la fuerza de atracción a distancia. Usando la mecánica de la teoría gravitacional, explica la deflexión  de la luz, con la teoría ondulatoria, que la luz viaja en onda en el espacio utilizando la geometría dinámica, los fenómenos de los satélites de Júpiter.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *