La Página

-Recordó que Ucrania es el tercer país productor de semillas que abastecen el mercado de países como México para su producción agrícola, por lo que la situación que priva en ese país ha disparado los precios del insumo

Morelia, Michoacán.- El alza desmedida en los insumos, hacen que la producción en el campo michoacano como en el resto del país esté en riesgo y a punto del colapso, recalcó la diputada Julieta Gallardo Mora, integrante de la Comisión de Desarrollo Rural de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Puruándiro apuntó que el impacto mundial que está teniendo la guerra en Ucrania, aunado a una deficiente política interna de atención al campo en México, tienen con la soga al cuello a los productores.

La vicepresidenta de la Mesa Directiva del Congreso, recordó que Ucrania ocupa el tercer lugar mundial en la producción de semillas, mimas que abastecen en el mercado a países como México para su producción agrícola, por lo que la situación que priva en ese país ha disparado los precios del insumo.

“El problema es que no hay una política de contención en México, a tal grado que hoy día a los pequeños productores tienen que invertir 40 mil pesos por hectárea en este insumo, cuando anteriormente sólo eran 15 mil pesos”.

La legisladora integrante de la Representación Parlamentaria refirió que la problemática se agudiza en los cultivos intensivos, en donde antes se tenía que invertir un promedio de 30 mil a 35 mil pesos por hectárea para la producción, y ahora se ha disparado hasta 80 mil pesos, lo que resulta insostenible para los productores.

Julieta Gallardo recordó que un productor intensivo tiene agua de pozo o manantial, lo que en promedio le permite generar por hectárea 20 a 30 toneladas dependiendo la fertilidad de suelo.

Sin embargo, explicó que en el caso de los productores por temporal, éstos dependen de las lluvias, y carecen de seguridad frente a alguna contingencia, ya que el Gobierno Federal determinó no inyectar recursos para asegurar al campo, situación que aunada al incremento de insumos, está minando la producción.

La legisladora hizo un llamado a los gobiernos Estatal y Federal para que tomen con seriedad la situación que priva en el campo, en donde se precisa un viraje en la política pública instrumentada, de manera que exista un blindaje real para los productores.