Por ALEX LUCIO/Corresponsal L.A.

Luego de 23 años y cinco meses, Cruz Azul terminó con la sequía de títulos en la LIGA BBVA MX. En un escenario que en la actualidad es su hogar deportivo, como el Estadio Azteca, los celestes se hicieron fuertes, demostraron que la adversidad es un estado mental, se sobrepusieron y consiguieron un título ansiado, esperado y agónico, del que parecía nunca llegaría. Hoy, La Máquina es el campeón del máximo circuito. 

En la cancha del Estadio Azteca, el mismo recinto que vio cómo los celestes perdieron la oportunidad de coronarse en el Clausura 2013 y el Apertura 2018, fue el mismo recinto que ayer les abrió las puertas hacia la gloria. El guión incluyó drama y es que al minuto 36 del duelo, Diego Valdés, el volante chileno del Santos Laguna, abrió el marcador, empatando el tanteador global por 1-1.

Sería hasta el complemento del juego, al minuto 50, cuando Jonathan Rodríguez conseguiría el gol del empate en una descolgada y el 2-1 en el global. El uruguayo demostró su calidad y sepultó los fantasmas de una historia que no había recompensado a un equipo contendiente desde hace varios años. Este domingo, Cruz Azul se fue a la cama con el trofeo que ansiaba conseguir desde hace 23 años. 

*Información cortesía de: LIGA MX