La Página

Por VÍCTOR ARMANDO LÓPEZ

Morelia, Michoacán.-Para optimizar y compactar la estructura de gobierno, desaparecerán los puestos de “asesores” en la administración estatal, una vez que en Michoacán ya no tienen cabida “los zánganos políticos”, mismos que no justifican trabajo alguno y pareciera que están becados, puntualizó Alfredo Ramírez Bedolla.

El gobernador electo de Michoacán señaló que en su administración no habrá disposición abierta de contratación de vuelos en helicópteros, y mucho menos el alquiler de vehículos automotor para el uso de funcionarios públicos. “Sólo se mantendrán las naves de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil, sin olvidar la búsqueda de unidades que sirvan para la atención de incendios forestales”.

Sobre el gasto de combustible, resaltó que es inaudito que en seis años se haya incrementado de manera exponencial, pues en 2015 se gastaban 3 millones de pesos y para el 2021 ya son 105 millones de pesos.

Agregó que también desaparecerán las 15 jefaturas regionales que se inventó Silvano Aureoles, una vez es una fuga de gastos, ya que salarialmente tienen el nivel de subsecretarías, y no justifican trabajo alguno.

“Además no habrá personal de diseño de imagen para cada funcionario, ni para atención personal. Nada de contratación de labores por honorarios sin justificación alguna”, detalló.

Alfredo Ramírez puso como ejemplo de la fusión de unidades del estado, la que se realizará entre el Centro de Convenciones, el Hotel del complejo, el Recinto Ferial y el parque del Geiser (en Ixtlán de los Hervores), para que sólo haya un director por todo.

Foto: Agencia de Comunicación Gráfica