La Página

Por VERÓNICA TORRES MEDRANO

Morelia, Michoacán.- En próximas fechas saldrá el tema de la desincorporación del antiguo Centro de Readaptación Social (Cereso) “Francisco J. Múgica” y el ambiente se encuentra tenso al interior del Congreso del Estado.

Si bien el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, ha pedido no se politice el tema y se desincorpore a favor del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a fin de que se concreten las oficinas de Nivel Central en Morelia, no ha impedido que los jaloneo estén al 100 en el Legislativo. Los Aliancistas alistan un nuevo bloque, mientras que la Cuarta Transformación busca convencer a quienes todavía no tienen definido su voto.

Y es que se busca revivir lo que pasó con la Cuenta Pública de la Hacienda Estatal 2022, donde de última hora, los Aliancistas lograron eliminar el calificativo de reprobatorio, pese a que varios panistas y priístas habían tomando la decisión de ir con la Cuarta Transformación. El regaño de las dirigencia nacionales y estatales se hizo presente, lo que le cambió la jugada al mandatario estatal.

Hoy, la situación sigue en lo mismo y l propuesta del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (GPPAN) es ir en contra de la desincorporación, tema que se está viendo desde las dirigencia nacional y estatal, a fin de tener de aliados a los Partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), al igual que la Representación Parlamentaria y del Partido Encuentro Solidario (PES), este último a lo que le indique Sol Azteca.

De acuerdo al coordinador del GPPAN, Oscar Escobar Ledesma, el avalúo que se presentó esta por debajo del costo real del inmueble. “20 por ciento menos de los estimado en septiembre de 2021”

Mientras que el coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento de Regeneración Nacional (GPMorena), Fidel Calderón Torreblanca aseguró que el avalúo es el correcto y conforme a su valor por parte del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN), por lo que no existe excusa alguna para no desincorporar el predio.

Además, indicó que el predio a desincorporar pasará del patrimonio público estatal al federal, por lo que enfatizó que “no va a dejar de ser del pueblo, no se va a enajenar para entregarse a un particular y engrosar su patrimonio”.

Es de mencionar que el avalúo que propuso la anterior administración fue de 325 millones de pesos.