Print Friendly, PDF & Email

La Página

Por ANA MARIA CANO

Morelia, Michoacán.-Ella es una mujer  de corazón valiente que confía en sus capacidades, dice ser de “piel Morena”, una vez que conoce la historia y ha participado en la lucha del movimiento de la izquierda, de ahí que trabaja con firmeza, dignidad y convicción.

Giulianna Bugarini Torres es una mujer de izquierda, activista por la lucha social y con el corazón obradorista que la ha llevado a ser la dirigente estatal del partido Morena en Michoacán.

Es licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública, mujer con mucha capacidad, con convicción y ganas de generar la transformación  social en Michoacán.

Le gusta caminar buscando dónde apoyar, trabajar cerca y por la gente para conseguir la transformación de mejores condiciones de vida. De ahí que durante años como activista social encabezó la asociación civil “Generando Bienestar”, con la cual se atendió con diversos beneficios a integrantes de la sociedad que se desarrollan en cinturones de miseria que los gobiernos en turno tienen olvidados.

“Me gusta mucho hoy poder dirigir a Morena porque además marcamos la diferencia tomando en cuenta al pueblo, el pueblo es el instrumento de nuestro partido. Hemos hecho un trabajo a ras de tierra, caminando con un gran reto en los municipios, comunidades y tenencias”.

Morena, dijo, es un partido que no se detiene, que no para. Ello coincide con su personalidad y con lo que ella es, porque su creencia es poder dar continuidad a la construcción de  este país.

Giulianna Bugarini es la primera mujer en dirigir el partido de Morena en Michoacán;  inquieta por las causas sociales, defensora de la equidad de género por lo que dice tener doble compromiso con la sociedad.

“Me emociona mucho que las mujeres cada día tengamos más espacios políticos y de poder, esos donde podamos dirigir, representar, tomar decisiones  y construir desde el partido una agenda feminista y la formación política de nuestras compañeras, lo que es sumamente importante para seguir construyendo cuadros”.

Obviamente, señaló la presidenta de Morena, con el acompañamiento de sus compañeros hombres quienes trabajan a su lado en esta lucha feminista para construir una nueva sociedad, teniendo una oportunidad histórica.

Se siente honrada de ser la primera mujer dirigente de Morena lo cual la motiva a no fallar, sino al contrario, para poder abrir espacios de poder.

Para ella el ir rompiendo cadenas y estar al frente de Morena, es una oportunidad que la pueden tener muchos jóvenes a través de la perseverancia y el trabajo, del no desistir ni claudicar en esta lucha, sino seguir avanzando y aperturando cada día más espacios para tener representación política en diversas trincheras.

Pero también, dijo, es importante aprender de la experiencia que tienen muchos de sus compañeros de edad, quienes tienen una trayectoria impecable e impresionante, pues son los que han ido abriendo el camino a los jóvenes.

“Tenemos congruencia para pararnos enfrente del pueblo para que crean en este sistema, hoy yo soy dirigente de Morena, y esto es un ejemplo de que nuestro partido sí genera oportunidades”.

El mensaje que da como mujer joven y presidenta estatal de Morena es un contexto donde en Morena están preparadas para temas feministas, estar en unidad y seguir con la movilización porque vienen temas muy importantes para el 2022, todo ello con el respaldo total de su partido para estar a la altura de la historia.

Para Giulianna Bugarini, Morena es un partido fuerte ya en América Latina, porque busca darle continuidad al bienestar del país con la visión de mejorar la vida de los ciudadanos.

Ser nombrada como presidenta estatal de Morena, representa para ella seguir sacrificando muchas cosas de su vida, ya que un servidor público se debe a su trabajo, pero lo hace con gusto y convicción.

“Fue por eso que hablé con mi hija de 10 diez años quien se llama Morena, y le dije, Morenita ahorita sí que las dos vamos a tener que echarle muchas ganas porque me voy a ir a dirigir al partido, y me contestó que si ella es Morena hija, yo soy Morena madre por lo que vamos a caminar juntas en esta lucha”.

Su mayor inspiración es su hija, por lo que cada que la mira la motiva a salir a la calle y a no fallarle a nadie, “porque al final, los hijos representan la lucha y la inspiración para hacer cada día mejor las cosas, con motivación diaria para transformar la vida pública y darle continuidad a la transformación del país”.

Giulianna Bugarini recibió un partido inmerso en diferencias internas. Calificó a Morena como un instituto plural donde el gran reto es la organización y la unidad, para así dejar atrás intereses personales y ser más maduros. Ser, añadió, un ejército fortalecido y organizado.

Va y le apuesta a la unidad, a pesar de las fracturas y divisiones que se han dado al interior de su partido.

“Vamos por la unidad, estamos trabajando y platicando con nuestros compañeros, aquí en Morena se prohíben las tribus, nos hemos ido construyendo con muchas voces y muchos pensamientos y todo en plena libertad, esto es bueno, porque es parte de construir y sumar a este gran proyecto de nación”.

Sostuvo que buscan la unidad y seguir en movimiento porque no se pueden detener en este momento histórico por pugnas internas. “Hay que seguir caminando y transformando en cada paso. Tenemos que tocar en cada puerta, estar a la altura de la izquierda y con intereses colectivos”.

Y quienes asumimos congruencia, prosiguió, entendemos esa parte, pero tenemos que caminar y avanzar. Hoy, nos estamos sumando con todos para trabajar porque nos une un ideal que es la construcción de este país, regenerar la vida pública de México y darle continuidad a esta Cuarta Transformación.

“Y hoy en Michoacán tenemos que hacerlo, en Michoacán tenemos un gobernador emanado de este partido político y que estamos seguros hará un buen trabajo bajo todos los principios de Morena, sabemos y creemos en su honestidad porque es un hombre íntegro, capaz, inteligente y que lo ha demostrado en cada cargo y lugar donde ha estado”.

Giulianna Bugarini se dijo convencida de que todos deben aportar desde sus trincheras, por lo que exhortó a que se trabaje en una gran transformación, ya que Michoacán merece tener otra historia, llena de esperanza.

Para la líder de Morena la organización política debe estar siempre acompañada de la formación, porque así se genera identidad y arraigo, y los cuadros y simpatizantes se ponen bien la camiseta.

Se considera de corazón valiente y de piel Morena porque lo siente y conoce la historia y lucha del movimiento.

“Cada uno de los militantes de Morena tenemos una historia, lo que ha servido para ir generando y sembrando esta gran semilla de la transformación, con la que construiremos estados y un país distintos”.

Las juventudes tienen un deber y responsabilidad muy grande, consideró, ya que deben generar y estar  la altura de la historia.

Para Morena, el pueblo es lo más importante, porque gracias a él, existen, por lo que la presidenta estatal de Morena, dijo, que no se pueden alejar ni dejarlo solo, de ahí que seguirán tocando puertas y preguntando a la sociedad qué es lo que quieren y desean para México.

Un legislador de Morena, prosiguió, no se puede olvidar de a quiénes representan, por lo que la cercanía con el pueblo es importante. “Se tiene que caminar al lado de la gente, sin cansancio, para seguir recogiendo el sentimiento popular.

En tres años, dijo  Bugarini Torres, visualiza a un Michoacán hacia delante, con muchos proyectos y una cultura de la vida pública diferente, honesta y que empiece a generar proyectos de desarrollo.

“Además que sentarán las bases para un Michoacán con soluciones para todos, en la búsqueda de una vida diferente, donde Morena sancionará a sus representantes que no se conduzcan con honestidad, aunque quien más nos puede sancionar es el mismo pueblo que nos eligió. Los valores y los principios tienen que estar firmes, nuestro partido no va a dejar de señalar la cosas que se hagan mal”.

Giulianna Bugarini seguirá creando y fortaleciendo al partido, ya que al ser dirigente estatal de Morena, su responsabilidad es mayor y al caminar de la mano del gobernador de Michoacán su meta es no fallarle a la militancia en ningún momento, sino , fortalecer a su partido para seguir alcanzado cada vez mayores metas.

“Creo en mí, en las capacidades que tengo, creo en lo que represento, en mi trayectoria, y tengo mucha firmeza y dignidad, porque hasta hoy nadie me puede señalar que he faltado a principios muy sólidos que he tenido. Siempre he sido una mujer que no me quedo callada y digo lo que pienso. Con esta firmeza voy a conducir este partido y lo voy a dirigir de manera firme y digna para estar a la altura de esta encomienda”.