Hija de migrantes purépechas es aceptada en la Universidad de Harvard

Por ANA MARÍA CANO


Morelia, Michoacán.- Con llanto en sus ojos y una expresión de orgullo e incredulidad que abraza el corazón, fueron las emociones que la michoacana Elizabeth Esteban expresó cuando recibió la noticia que la Universidad Harvard la aceptaba.

Como muchos michoacanos, después de grandes esfuerzos de sus padres al dejar Michoacán para buscar una mejor vida con trabajo, esfuerzo y sacrificio en Estados Unidos, logró que Harvard le diera una beca completa para estudiar y con ello empezar a lograr sus sueños.

Con dedicación y perseverancia luchó por alcanzar su meta sin importar su origen, día a día se esforzaba por sobresalir en sus estudios, respondía al sacrificio de sus padres con responsabilidad, y hoy una puerta se abre para ella.

Elizabeth, de origen purépecha fue aceptada en una de las universidades más prestigiosas del mundo, recibió la beca completa, logrando ser el orgullo de su familia y ahora también un estandarte para la población mexicana.

La joven purépecha reveló que estuvo a punto de no enviar la solicitad para la Universidad de Harvard, pues pensó que su familia no tiene el suficiente dinero para costearle la universidad.

“Al principio no iba a aplicar para Harvard porque no sentía que mis logros merecían tener una universidad así de prestigiosa. Y yo no tengo una persona que conozca cómo para someter las aplicaciones ahí”.

Su sueño es estudiar Ciencias Políticas y convertirse en congresista. Lo cierto es que ahora ya está con un paso más hacia su meta, su perseverancia, ha dado frutos, y dice, algún día estará en el Congreso.

Elizabeth y sus padres dejaron Michoacán para trabajar en California en los campos agrícolas. La joven tiene una familia humilde que siempre ha luchado por darle a ella y a sus hermanos una mejor vida.

La familia michoacana vive en una casa móvil y pese a ésta y otras dificultades económicas, envió solicitud para estudiar la universidad en Harvard, sueño que logró.

Mediante un video del momento en el que la joven se entera de que fue aceptada para estudiar en la prestigiosa universidad con la beca expresa su felicidad con llanto y una emoción indescriptible.

La madre de Elizabeth Esteban se dijo feliz de que su hija lo haya logrado, pues todo el sacrificio y estar lejos de su Michoacán, valió la pena.

“Valió la pena porque ya mi hija logró lo que ella tanto anhelaba: estudiar, y pues ahora con más razón. Estoy muy orgullosa de ella”, contó Cecilia Esteban.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *