Por VERÓNICA TORRES MEDRANO


Morelia, Michoacán.- A unos días de confirmarse que el Arzobispo Carlos Garfias Merlos dio positivo a COVID-19 y fuera internado, la Arquidiócesis de Morelia informó que monseñor fue intubado y su estado de salud es delicado, pero estable.

Mediante una circular del parte médico de monseñor se especificó que se le está proporcionando la atención media necesaria y que la intubación se dio ante la crisis que presentó el pasado miércoles por la tarde.

“Les comunicamos que el informe médico dice que su situación es delicada, pero estable”, indicó.

Por lo que piden orar por la salud del Arzobispo y todas aquellas personas que hoy están luchando contra el COVID-19.

Asimismo, la Diócesis de Morelia pidió seguir las medidas de salud para reducir el riesgo de contagio.