La Página Noticias

Jorge Ayala Vargas cumple 52 años como profesor de secundaria; lo impulsó a la docencia Eder Soto Fierro

La Página

Por VERÓNICA TORRES MEDRANO

Morelia, Michoacán.- Son ya 53 años de servicio y el Profesor Jorge Ayala Vargas sigue firme en la formación de adolescentes que cursan la secundaria. Electricidad, administración contable, física, química y biología son las materias que imparte en la Escuela Secundaria Técnica Industria #142, ubicado en Tarímbaro.

“Hoy nos está haciendo justicia la Revolución con esta condecoración de 30, 50 años al reconocimiento al servicio educativo que hemos prestado”, resaltó tras recibir la condecoración de manos de la presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Michoacán, Grisel Tello Pimentel.

El Profesor Jorge Ayala Vargas tiene 72 años de edad y enfatizó que “la materia prima con la que nosotros trabajamos son seres humanos en proceso de formación en busca de encontrar un lugar en la sociedad y realizarse plenamente, de enfrentar y resolver las pruebas que la vida nos da a todos”.

Maestros, directores de las facultades de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), diputados, hasta un ‘viene, viene’ son aquellas almas adolescentes que en la vida adulta se han formado. “Orgulloso de todos los que formé”.

El dar primero clases desde los 18 años y posteriormente formarse en la pedagogía y didáctica, a los 22 años de edad, Ayala Vargas contó a LaPágina Noticias que de niño no se le cruzó por su cabeza en convertirse en profesor, él quería ser abogado cuando fuera grande.

“Hubo un cambio rotundo. Abrieron el Tecnológico y había una oferta; antes le tocaban a uno la puerta de su casa para inscribirse, hoy hacen un examen muy selectivo”, refirió al precisar que trabajó en la industria y fue en ese momento que lo invitaron a dar clases. “Me sentí tan a gusto que decidí estudiar la carrera de profesor en la Normal y, hasta la fecha, aquí andamos”.

Frente a los condecorados, el Profesor Ayala contó que estudió en el Instituto Tecnológico de Morelia para trabajar en la industria. “El director de este instituto, Eder Soto Fierro, nos seguía la huella a todos los egresados. A mí me encontró en una fábrica de refracciones automotrices en Tlalnepantla, Estado de México”.

Mencionó que todo el giro de 360 grados a su vida se dio con una llamada.

“Por teléfono me preguntó, – ¿cómo lo tratan laboralmente en ese lugar? -, yo le contesté, – solamente me pagan los viáticos -. Me volvió a preguntar, – ¿quiere usted venirse a la ciudad de Morelia a dar clases en una secundaria? -, inmediatamente le dije que sí, entonces él me dijo, – vaya al departamento de personal, deles las gracias, miénteles la madre y lo espero mañana aquí en el Tecnológico -. ¿Qué creen? Fui, entré a la oficina del director del personal, le di las gracias y le pedí una carta de recomendación”, contó al generarse las risas en el Salón Michoacán, del Centro de Convenciones y Exposiciones (CECONEXPO), de aquellos galardonados que coincidieron en su historia de vocación.

Comentó que en ese entonces no había escuela para profesores de actividades tecnológicas, por lo que al inicio sus clases eran como les las habían dado a él diversos maestros. “Aquellos buenos maestros que tuve. Fue así como descubrí mi votación, porque disfrutaba la convivencia con los educandos y aprendía también junto con ellos”.

El formarse como maestros fue una necesidad, dijo, por lo que asistió al Distrito Federal, hoy Ciudad de México, a diversos diplomados de nivelación pedagógica.

En Morelia, recordó, abrieron la Escuela Normal Superior de Michoacán en la Calzada Juárez, donde estudió la licenciatura en Ciencias Naturales, posteriormente se convirtió en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación (IMCED), donde realizó su maestría en la misma especialidad.

“Estoy seguro de que cada uno de los presentes tienen su propia experiencia de cómo descubrieron su vocación docente, así como muchos recuerdos de sus alumnos, a quienes con el paso del tiempo hemos encontrado, nos reconocen, nos agradecen por haber intervenido en sus vidas, nos presentan a sus familias, a sus hijos con orgullo les dicen él fue, ella fue mi maestra”, acentuó.

Related posts

No mal interpretar capacitación de funcionarios, dice PRD al PRI

La Página

En Zitácuaro la gran certeza es que este proyecto colectivo ¡va a arrasar!: Araceli Saucedo

La Página

Colaborará Gobierno de Morelia con Fundación “Alcanzando las Estrellas”, para impulsar la ciencia y tecnología

La Página