“Me puse al servicio del cine y no tenía otra idea que no fuera dirigir”: Leopoldo Aguilar

La Página

Morelia, Michoacán.- “Yo no encontré la animación, ella me encontró a mí y me dio las oportunidades que nunca soñé; para mí, ni siquiera era posible dedicarse a hacer cine en México, mucho menos era
posible hacer cine animado en el país” Comenta el Director, productor y guionista Leopoldo Aguilar durante su Masterclass virtual “La animación y la ficción en México” realizada en el marco del Festival de cortometraje Universitario UVAQ (FCU UVAQ).

El sinaloense radicado en Guadalajara y ahora en CDMX, habló de su carrera y de los obstáculos que enfrentó para poder realizar cine de animación en México, así como su intenso deseo de lograr ser Director y estar a cargo de producciones importantes: “Yo no pensé en otra cosa que no fuera Director, estuve de asistente del asistente del asistente, pintor y chofer; me puse al servicio del cine y no tenía otra idea que no fuera dirigir”.

Dentro de ese proceso, comenta durante la retrospección de su vida: “Tuve que entender y dimensionar el trabajo que aporta cada quien, al proceso de la construcción de la historia, más allá del ego el cine es un trabajo de equipo. No puedes ser cineasta si no tienes un equipo gigante de gente que cree en ti y te cuida. Mi nombre es Leopoldo Aguilar, pero soy todas esas 300 o 400 personas que han estado detrás de mí. Es una historia de vida de mucha gente”.

El director del cortometraje animado “De como los niños pueden volar” relató la historia de ese trabajo y sus inicios por la productora Ombligo Films en Guadalajara, ya que fue su primer proyecto que pudo tener un apoyo gubernamental para su realización: “Es el proyecto que me introdujo a la animación; debido a la historia se me abrió la posibilidad de soñar, ya no era yo solo queriendo ser director, era la institución; el compromiso fue tal que se nos fue la vida, la pasión y el cariño” Aguilar narra y platica una a una sus experiencias y remata siempre con una reflexión sobre su caso: “La vergüenza y el cine no se llevan de la mano, el fracaso y el cine son compas.

Yo sé que mi primera película no es la mejor del planeta, pero sí es la segunda película de animación 3D hecha en el país y eso ya está en la historia; pero yo estoy satisfecho de como di los primeros pasos con todo un equipo para desarrollar una historia que fue hecha con
gente que se estaba educando para hacer cine de animación en el país, el cine 3D no tiene más de 15 años”.


El ultimo trabajo de Leopoldo, “La escuela del miedo” es su tercer largometraje de animación en México y es producido por Anima Estudios.

La Masterclass completa se puede ver en las paginas oficiales del Festival De Cortometraje Universitario UVAQ.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *