La Página

Barcelona, España.- En la segunda jornada de operaciones del Tianguis Internacional de Pueblos Mágicos, Michoacán fortalece su trabajo en doble vía, con acercamiento de negocios por un lado y posicionamiento de marca por el otro, aprovechando la coincidencia del Tianguis con una fecha especialmente relevante para el pueblo barcelonés. 

Este sábado es día de Sant Jordi, San Jorge, también llamado “Día del Libro y la Rosa”. Es la principal celebración barcelonesa. En la tradición local, se debe regalar un libro a la gente que se estima y con ese motivo, solo por hoy la ciudad instala espacios para casas editoriales a lo largo de Las Ramblas, el andador peatonal ubicado en la zona más antigua y visitada de la ciudad. 

La Secretaría de Turismo del Estado hizo gestiones para que algunas editoriales llevaran publicaciones sobre Michoacán, gracias a esa coordinación la ciudad autorizó al estado a sacar sus activaciones del Centro de Convenciones Internacional de Barcelona al emblemático paseo de las Ramblas.

A través de la Catrina Monarca, la entidad aprovechó la oportunidad para afianzar una fuerte presencia de la marca y el destino.  

La Catrina Monarca es un personaje que es imposible pasar desapercibido. Una vez que llama la atención del público, lo cautiva con historias, datos curiosos y detalles sobre Michoacán y sus Pueblos Mágicos, sus Patrimonios de la Humanidad, su belleza y sus riquezas. Y mientras ella captura al ciudadano español que hoy visita Las Ramblas, los demás representantes de Michoacán continúan en la gestión de negocios en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona.

A todo lo anterior se suma la participación de danzas michoacanas como “Los Viejitos” y “Los Kúrpites” que se presentaron en el espacio del Tianguis junto a un taller de cocina tradicional de Michoacán. Y en la noche, para cerrar con fuerza las activaciones de esta jornada, una extensión del Festival Internacional de Órgano de Morelia, representará a todo el país a través de un concierto en la iglesia de la Sagrada Familia, la joya de la ciudad considerada como uno de los monumentos arquitectónicos más visitados del mundo.