La Página

  • La actitud del diputado morenista va en contra de los trabajos legislativos por un Michoacán sin violencia hacia la mujer.
  • Deleznable que el presidente de la Jucopo incite a la violencia de género.

Morelia, Michoacán.-El Partido Acción Nacional pedirá a los diferentes Grupos Parlamentarios el análisis de la permanencia de Fidel Calderón al frente de la Jucopo por actitudes violentas en contra de trabajadores del Congreso del Estado, puntualizaron los legisladores del Grupo Parlamentario del PAN.

Derivado una situación de violencia física a la que fue expuesta la directora de Protocolo del Congreso del Estado, Gerardina Vázquez Vaca, posterior al acto de entrega del Sexto Informe de Gobierno, los legisladores panistas repudiaron estos hechos cometidos por personal del diputado de Morena, Fidel Calderón Torreblanca.

La situación de violencia se originó cuando el coordinador de los diputados de Morena dio la instrucción a su personal de empujar a la coordinadora de protocolo del Congreso, por intentar retirar un banco que fue colocado a un costado del diputado.

Ante estos hechos, Oscar Escobar Ledesma, coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, señaló que no se permitirá la violencia en contra de la mujer, ni manchar la imagen del Congreso con actitudes déspotas.

“El Partido Acción Nacional no permitirá actos de violencia en contra del personal del Congreso, que de manera institucional hace su trabajo; por tal motivo, los diputados del PAN pondrán sobre la mesa el análisis de la idoneidad del legislador Fidel Calderón como presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), hasta que emita una disculpa pública”.

Los diputados panistas, a través de su coordinador de bancada manifestaron que desde el Congreso se debe poner el ejemplo del respeto a las mujeres y no incitar a la violencia de género, por lo que es urgente sancionar estas actitudes.

“El legislador de Morena debe entender que el respeto a las mujeres y hombres de Michoacán es una obligación, no está a su voluntad agredir o amedrentar, sin que exista una sanción por sus actos. Lo que hoy ocurrió es una burla contra el propio Poder Legislativo y la investidura que recae en la diputada Adriana Hernández. No permitiremos la violencia de género”.