La Página

Por VÍCTOR ARMANDO LÓPEZ

Morelia, Michoacán.-Ser michoacano es un privilegio, pero también una gran responsabilidad: Ser solidario. El Huracán “Nora” ha destruido a su paso por la Costa Michoacana: Enramadas, negocios, viviendas, construcciones, carreteras y patrimonios. La desgracia está presente.

Pero hay corazones que no se derrumban, como el de la cocinera tradicional de Playa Azul: María Concepción López Villegas, quien tuvo lamentables daños en su enramada “El tiburón”; el agua del mar se metió a su cocina y a su alrededor sólo observó destrucción. Pero a pesar de ello tuvo la convicción y el valor de andar en la calle para avisarle a la gente sobre las carreteras que estaban interrumpidas; para brindar su ayuda y aún más: Para ponerse a guisar y ofrecer alimentos a los michoacanos costeños en infortunio.

Contrario a lo que muchos adultos creen, en el sentido de que las redes sociales son pura pérdida de tiempo, López Villegas las uso de manera impecable desde hace un par de días, justo cuando la tormenta tropical “Nora” pasó a convertirse en huracán en la Costa Michoacana, donde a su paso por los 247 kilómetros de playa destruyó más de 100 enramadas, además de provocar deslaves y destrucción de carreteras y caminos, así como de bardas perimetrales en Villa Dorada.

La cocinera tradicional informó a través de su perfil de Facebook cómo estaba el desarrollo del huracán en Playa Azul y lugares circunvecinos. También las utilizó para orar y pedir por los demás, al tiempo que informaba estar bien y señalar: “Yo ya comí señor pero no sé si otros no tuvieron un taco…vamos a pedir por ellos”. Y también para sacar un poco de humor dentro del mal momento: “Busco trabajo de lo que sea, porque mi patrón ya está muy enojado”.

Además avisó, con sus respectivas fotografías, sobre los caminos destruidos o bloqueados a causa del huracán, advirtiendo a la gente para que evitara andar por ellos.

Al medio día de este domingo, le surgió la idea de cocinar, con los productos que tenía en casa, todo lo que pudiera para salir a ofrecer sus platillos a sus hermanos michoacanos, a sus vecinos en desgracia, a quien necesitara un taco en medio de toda la desventura.

De ahí que nuevamente utilizó su Facebook para enviar mensajes y señalar: “Grupo Conchita les comunica que si alguna persona no tiene que comer este es mi numero……háblame”; “Tendremos comida para personas necesitadas, este es mi número…”

Ya con los guisos realizados, otras solidarias y valientes mujeres costeñas, salieron a buscar a personas en desgracia por causa del Huracán “Nora”, y se pusieron a repartir alimentos en las comunidades costeras de: Playa Azul; Acalpican, El Habillal y El Cerrito, entre otras. Obteniendo por pago una gran sonrisa para guardar por siempre en el corazón.

Días antes la cocinera tradicional michoacana pedía a los usuarios de las redes sociales le brindaran una oración a su hermana y cuñado, una vez que ellos habían enfermado de Covid-19. Y señalaba: “Si tú me apoyas con una oración…un día yo te apoyaré con algo que yo pueda”.

Por esas mismas fechas, y aún sin la llegada del huracán, María Concepción López Villegas redactó en su muro de la red social: “Buenos días. Nunca dejes de hacer el bien porque la recompensa viene de lo alto, no de la tierra”.

María Concepción López Villegas en su calidad de cocinera tradicional ha participado en encuentros locales, nacionales e internacionales, donde se hizo famoso su “Molcajete de Mariscos”.

Además de ser la costeña que fue entrevistada en 1993 en el marco del hundimiento del buque-cisterna “Betula”. Sin olvidar su participación en la telenovela “Deseo prohibido”, que protagonizó la a actriz Ana Serradilla.