Realizar tareas en beneficio de la sociedad, quien ha confiado en su trabajo

Por ANA MARÍA CANO

Morelia, Michoacán.- Salvador Alejandro Pérez Contreras, es una persona que proviene del municipio de Ocampo, de donde es originario, su formación académica fue en la ciudad de Zamora.

Fue aquí en la ciudad de Morelia en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) donde inició su formación profesional estudiando la licenciatura en Derecho.

Magistrado por el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM), desarrolló ciertas actividades en el ámbito publico desde los 18 años de manera constante al mismo tiempo que realizaba sus estudios universitarios en la Facultad de Derecho.

“Desde muy joven siendo aún estudiante realicé varias actividades como fue en el Ayuntamiento de Morelia emprendiendo aquellos programas llamados Solidaridad, desde ahí han sido más de 26 años en el sector público donde nos hemos mantenido siempre cumpliendo con cada una de las tareas que me han ido encomendando”.

Pérez Contreras dijo que sus actividades han ido desde mandos medio superior hasta superior en el sector público, siempre picando piedra para desarrollar de manera colectiva el trabajo y buscando que funcionen las cosas para regresar con ello la confianza a la sociedad que le brinda su apoyo, “lo importante es llevar esas tareas con resultados que sean palpables en las diferentes actividades que he desempeñado”.

Recordó su etapa de estudiante donde tuvo una formación en el ámbito urbano y rural, donde también realizó otras actividades de ingreso para poder solventar las necesidades propias del hogar, su familia lo enseñó a trabajar utilizando las manos y la mente. Dice estar agradecido con la gente que lo ayudó a lo largo de su trayectoria, pero también con la que no le ayudó, ya que fue un impulso para salir adelante en la vida.

Recuerda también cuando llegó a Morelia a estudiar, sin estar ya bajo el cobijo del hogar materno, fue algo que lo llevó a reflexionar en quedarse o regresarse con su familia, pero había que lograr un sueño de lograr una carrera universitaria.

“Dije o me regreso a Zamora o me quedo a estudiar, para mí era un sueño estudiar leyes, me gustaba mucho el Derecho por la formación que da a uno. Cuando se adentra uno a encontrarle sentido a los derechos y obligaciones que la Constitución te da, le da sabor a la formación”.

Pero también, prosiguió, el Derecho le daba la oportunidad para defender causas justas, lo venía como una carrera que lo invitaba a poder participar en muchas vertientes de la sociedad.

Ayudar, dar un consejo a quien lo necesite, determinar cuándo ciertas actividades pueden generar un beneficio a la sociedad, hablar más de los derechos colectivos que los individuales, es lo que su carrera le ha proporcionado ofrecer a la sociedad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *