Print Friendly, PDF & Email

La Página


Por ANA MARÍA CANO


Morelia, Mich; 1 de julio del 2022.-Con cinco juicios orales más se llevará el juicio del feminicidio de Jessica González Villaseñor, quien fuera desaparecida y asesinada el 21 de septiembre de 2020.

Siendo las 13:30 horas de este día el juez llegó a la sala de oralidad para segundos después entrar el imputado Diego Urik N, con playera blanca y pantalón color beige y sus inconfundibles tennis negros Nike, esta ocasión levantó la mano derecha en señal de saludo a su padre.

Esta es la tercera audiencia sobre el asesinato de quién fuera profesora y a sus 21 años muriera por 30 golpes en su cabeza presuntamente por con quien tuviera una relación no formal.

Nuevamente solo se pudo tomar la declaración de dos testigos, el más importante, el de la mejor amiga de Jessica, llamada Ana.

Con mirada firme y sin dejar de ver a Diego, Ana empezó a contestar la lluvia de preguntas donde sostuvo que Diego y su mejor amiga Jessica sostenían una relación no formal, solo sexual, pero que Diego siempre fue agresivo y abusivo con Jessy.

“Jessica era la persona más bondadosa y buena, nunca había tenido una relación con nadie, hasta que conoció a Diego, con él perdió su virginidad, pero él le decía, que ella era su puta”.

Relató cómo se enteró de sus salidas con Diego, y que en cada encuentro le dejaba marcas en su cuerpo.

“Chupetones o golpes, pero ella me los enseñó y su forma de dirigirse con ella era ofensiva, él la buscaba solo para llevarla a su casa y tener sexo”.

Mi amiga, prosiguió, no mentía, solo lo hacía cuando iba a verse con Diego, no quería sus padres se enteraran, solo a mí me platicaba. Incluso, antes de su asesinato, ella me platicó que Diego la buscó para que se vieran, pero ella ya no accedió y que eso molestó mucho a Diego”.

La defensa del imputado Diego Urik N, trató de confundirla diciéndole que tal vez se trataba de otro Diego, ella dijo, no, solo salía con Diego Urik N.

Argumentó que el día que desapareció Jessy, consiguió el teléfono de Diego y le preguntó si estaba con él o la había visto, él le contestó que no de manera enfadada.

“Al otro día le volví a llamar y le pregunté si la había visto, me dijo que si, y le dije que si estaba seguro, de inmediato me dijo -no la he visto-, pero ya estaba molesto”.

Después de decir que había identificado a su amiga en las fotografías que le mostró la fiscalía donde está en el carro con Diego, quien fuera detenido como presunto asesino, entrando al fraccionamiento de éste y que portaba un suéter camel el día de su asesinato, la defensa del implicado se limitó a preguntarle si era experta en fotografía o había tomado un curso para saber identificar personas en fotografías y si era lo mismo color café que camel “son similares o parecidos” le preguntaron.

El juez, varias veces tuvo que llamar la atención a la defensa del implicado que solo objetaba sin razón ni sustento, aclarándoles, que él como juez tomaba las determinaciones, no ellos.

En su declaración, Ana dijo que un día llevó Jessica hasta el auto de Diego ya que saldrían, y que lo miró fijamente y le dijo “te la encargó” y por contratación solo tuvo una risa burlona.

El ambiente se volvió más confuso y tedioso con la segunda testigo, una integrante de la Fiscalía quien hizo tres reportes del caso desde lo último que se supo de la joven de 21 años que salió de su casa ese fatal día para desaparecer hasta encontrar su cuerpo un 25 de septiembre de 2020 en la zona boscosa del Fraccionamiento Monarca.

A ella también la defensa del implicado la cuestionó si tenía estudios o cursos para hacer ese tipo de reportes, ya al momento que señaló que realizó un Informe detallado sobre los hechos.

De manera inmediata la defensa de Diego le pide diga si acaso tiene un diplomado o curso en “informes detallados”, a lo que la testigo dijo que así era el reporte que hizo, detallado, pero ante insistencia de los abogados, tuvo que tuvo que responder que no tenía un curso en ese tema.

Al final el juez dio nuevas fechas para seguir con los juicios orales los cuales serán el 11 de julio, 9, 11,15 y 29 de agosto para una joven maestra que murió luego de ser golpeada en diversas ocasiones y dónde el 27 de septiembre de 2020, se realiza la velación y entierro de Jessica González.

Ya para 28 de septiembre de 2020, la Fiscalía General de Michoacán identifica a Diego Urik y libera una orden de aprensión en contra del supuesto responsable donde el 29 de septiembre de 2020, ofrecen una recompensa por un millón de pesos a quien ayude a localizar y detener a Diego Urik quien es localizado El 30 de septiembre de 2020 y es detenido en Puerto Vallarta, Jalisco y para quien piden 50 años de cárcel.