Surgieron sindicatos de la SSM por intereses políticos del PRD; dejaron una planta laboral dividida

Salud
La Página
Por Abundio Molinero
Luego de que gobiernos anteriores aplicaron la máxima que dice “divide y vencerás”, los trabajadores al interior de la Secretaría de Salud se quedaron fragmentados, señaló Favio Meza Alfaro.
El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salubridad y Asistencia (SNTSA) sección XXI externó el gremio que representa busca que haya unidad entre los empleados, mismos que se encuentran adheridos a varias organizaciones internas, pues los provocadores de la administración anterior ya ni siquiera laboran ahí.
Meza Alfaro apuntó que la sección XXI era un sindicato que no hacía alboroto y que se mantenían en sus centros de trabajo, “pero hace un tiempo en administraciones pasadas por cuestiones políticas, empezaron a meter sindicatos estatales dentro de la Secretaría de Salud, eso nos obligó a nosotros como agremiados del sindicato nacional a manifestarnos, a tomar los centros de trabajo, a salir a la calle”.
Insistió en que ahora lo que buscan es la unidad entre los empleados a fin de que la secretaría funcione como debe ser y queden de lado las acusaciones entre las expresiones sindicales (aproximadamente seis).
“La unidad la queremos expresar demostrando el trabajo que nos toca realizar, trabajar con democracia y con transparencia que es lo que uno busca, sabemos que es complicado, pero sólo así podemos salir adelante como trabajadores”, explicó.
El líder sindical puntualizó que los agremiados son personas a las que les interesan los pacientes, “siempre estaremos a favor de éstos, antes de ser sindicalistas somos trabajadores de la Secretaría de Salud y nunca vamos a dejar ningún servicio sin atención, si nosotros tuviéramos que emprender alguna acción, lo haremos en los lugares administrativos sin tomar las cajas, ni laboratorios, ni rayos x, solamente las oficinas administrativas”.
Respecto al relevo en la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios (Direpris) donde Raymundo Puebla Calderón dejó el cargo y fue sustituido por Alejandro Molina García, el sindicalista señaló que “el cambio se veía venir porque a Puebla Calderón se le subió el puesto y no supo qué hacer”.
Así mismo sostuvo, “no vemos con muy buenos ojos la llegada de Alejandro Molina por que es un doctor con el que ya hemos tratado y hemos tenido problemas además de que uno de los antecedentes que tiene es que fue jefe de jurisdicción número 4 de Pátzcuaro y de ahí salió expulsado por el comité estatal, por prepotente y déspota, ahora lo vuelven a premiar con esta dirección y pues no sé nuestros directivos en qué están pensando”.
Sin embargo, expuso que le darán el beneficio de la duda a Alejandro Molina en su nueva encomienda con la esperanza de que pueda cambiar de actitud.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *