Por SIMÓN*

Vergüenza son las casas de estudiantes de la Universidad Michoacana, por lo que deben llegar a su fin. Desde hace décadas viven en ellas delincuentes, drogradictos, indigentes, alcohólicos, vagos y hasta se desarrolla la prostitución. Así lo denuncian los pocos educandos que ahí viven, esos a los que nadie escucha y atiende, pues es mejor ser cómplices, que verdaderos nicolaitas.

___________________________

*Simón. Es un gato rescatado de las garras del abandono. Hoy se siente empoderado. Obtiene cultura general en cada viaje por diversas azoteas, donde las discusiones son muy maulladoras. Admirador de “El Gato Culto”, gusta de la canción: “Cucho está cantando ya, Cucho ya cantando está y viene a dar su amor”. Desde su gatuna y enriquecedora visión compartirá su parecer.