Viernes de Película: “Anomalisa”. Por Andrés

La Página

Por JUAN ANDRÉS NÚÑEZ LÓPEZ*

Sinopsis: Un hombre dañado por la mundanidad humana experimenta algo fuera de lo ordinario.

Anomalisa, del año 2015, es una película animada dirigida por Duke Johnson junto con Charlie Kaufman y es a la vez, escrita por este último. Charlie Kaufman es un director y escritor muy talentoso, característico por utilizar en sus trabajos, temas como la depresión y los aspectos frívolos de la vida y sociedad humana. Hasta ahora, ha dirigido tres películas, entre las que se encuentra una de mis absolutas favoritas: Synecdoche, New York. Estrenada en el año 2008. Sin embargo, su trabajo más conocido por el público en general es probablemente Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004), protagonizada por Jim Carrey, en la que Kaufman se desempeñó como escritor, realizando un trabajo excelente. A partir de ese momento atrajo la atención del público, aunque debo admitir que yo conocí su trabajo de primera cuenta en Synecdoche, New York, como mencioné anteriormente. De cualquier manera, Kaufman es un director muy talentoso y no hay cantidad de recomendaciones o reseñas que le hagan justicia. Como cada viernes, toca recomendar una película, y es el turno de Anomalisa.

En el inicio, nuestro protagonista se encuentra en un asiento de avión. En el año 2005, el experto en servicio al cliente Michael Stone (David Thewlis), viaja a Cincinnati, Ohio, para promover su último libro sobre motivación en una convención en un hotel. Michael se encuentra distante de absolutamente todas las personas a su alrededor y parece mostrar claras señas de depresión. Michael intenta practicar su charla motivacional en su habitación de hotel, pero es perseguido por el recuerdo de una airada carta de su antiguo amor, Bella, a quien dejó repentinamente hace años. Michael está casado y tiene un hijo, pero parece no importarle, al llamar a Bella y organizar un reencuentro. Durante la charla con Bella, que termina siendo un fracaso, nuestro protagonista se percata de lo solitario y deprimido que se siente, completamente desconectado del resto de personas del mundo. Hasta que vuelve a su habitación y de un momento a otro escucha lo que él mismo describe como “una voz milagrosa”, por lo que sale corriendo de su habitación, casi desnudo, en búsqueda de la voz. Entonces conoce a Lisa (Jennifer Jason Leigh).

La historia de Anomalisa es corta y concisa (aunque no precisamente simple), de hecho, la película en sí también es corta, con una duración de 90 minutos. Si diera algún detalle más en el anterior resumen del argumento, ya entraría en terreno de spoilers.

Anomalisa está animada con el estilo stop motion, pero tiene una temática muy adulta.

Ya lo mencioné antes, al describir los problemas del protagonista. Esta película aborda temas como la depresión y la soledad. Michael aparentemente tiene todo lo que un hombre puede necesitar para ser feliz y pleno, pero no lo consigue. Una buena parte de la película, yo diría que aproximadamente la primera mitad, se enfoca en establecer el personaje de Michael y tratar de hacer que el espectador empatice con él. Estas escenas son especialmente lentas y se llevan a cabo principalmente en la habitación del hotel en el que Michael está hospedado. David Thewlis (conocido popularmente por dar vida al Profesor Remus Lupin en la saga de Harry Potter) realiza un trabajo excelente al dar su voz a Michael, en algunas escenas fuma, en otras toma alcohol y en otras trota o corre y pierde el aliento, a veces pareciera que pierde el aliento incluso al hablar. Esto denota un muy buen trabajo de actuación, del que muchas veces no nos damos cuenta cuando se trata de películas animadas.

Aquí puedo mencionar que a pesar de ser una película triste, la primera mitad de la misma, y en específico las mencionadas escenas en la habitación del hotel, me logran transmitir paz y mucho confort. No he estado en muchos hoteles, y a pesar de que la habitación mostrada en la película no parece ser demasiado lujosa, sí es mucho mejor que las habitaciones de hotel en las que he estado. Este comentario tal vez podría ser un poco tonto, o fuera de lugar, pero lo que quiero decir es que al ver estas escenas, de verdad tengo una sensación de comodidad y calidez, y quisiera salir e irme a hospedar a un buen hotel por una noche.

Estoy hablando de que a pesar de ser una película animada, la combinación de los distintos elementos cinematográficos tienen un resultado bastante agradable. Me refiero a la decoración de los escenarios y a los pequeños detalles como el minibar en la habitación y la máquina de hielo al final del pasillo, me refiero a esa iluminación tenue y al excelente trabajo de sonido. Me hacía sentir “enganchado” o sumergido en el lugar, en la habitación, en la que se encuentra el protagonista. La película y el excelente trabajo de sus realizadores, hacen que los escenarios, a pesar de ser animados, se sientan como un lugar muy real. Hay muchas películas no animadas que intentan llevar a cabo este efecto y fracasan totalmente.

Durante la totalidad de la película se percibe la sensación de no estar enterado al cien por ciento del argumento, o de todo lo que está sucediendo. Esta es definitivamente, una película a la que se le debe prestar atención. Esta sensación aumenta progresivamente, aunque poco a poco, una vez pasada la mitad de la película. En este momento, el director Kaufman toma algunas decisiones de estilo. La cinematografía y la iluminación cambian notablemente, realizando una atmósfera un poco rara, que podría describir como de “pesadilla”, y la historia parece “enredarse” un poco. Por aquí es alrededor de donde alguien podría perderse si es que no se encontraba poniendo atención al argumento.

Y es que Anomalisa, al igual que los otros trabajos de Charlie Kaufman, es precisamente una película que premia al espectador por poner atención, hay algunos detalles que un espectador observador puede notar fácilmente, pero que algunos espectadores no notarán hasta ver la película por una segunda o tercera ocasión, como cierto detalle sobre las voces de los personajes; aunque hablar más al respecto de esto último, para mí, cuenta como spoiler. Creo que, hasta el cinéfilo más observador, puede encontrarse viendo Anomalisa por segunda o tercera vez y seguirá encontrando pequeños detalles que lo hagan decir “¡Ajá!”.

Si te agradan las películas depresivas con toques dulces, y si este viernes te apetece ver una película un poco más artística y que te apremie como espectador, puedo recomendarte Anomalisa con toda la confianza de que te va a gustar.

Director: Charlie Kaufman y Duke Johnson.

Título en español: Anomalisa.

Géneros: Animación, drama, romance.

Clasificación: C. Lenguaje adulto, desnudos, sexo.

Duración: 90 mins.

Países: Estados Unidos.

Idiomas: Inglés.

_________________________
*Juan Andrés Núñez López. Es un estudiante Nicolaita. Desde muy joven ha tenido interés en el cine, la tecnología y los videojuegos. Actualmente estudia Ingeniería en Computación y hace crítica aficionada de cine, con el objetivo de observar, aprender y recomendar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *