Andrés

La Página

Por JUAN ANDRÉS NÚÑEZ LÓPEZ*

Sinopsis:
Después de que el general demente Jack D. Ripper lanza un ataque nuclear a la Unión Soviética, una habitación llena de políticos, generales y un diplomático Ruso intentan desesperadamente detener el ataque.

Stanley Kubrick fue un director de cine, productor, escritor y fotógrafo estadounidense. Ha sido considerado frecuentemente como uno de los más grandes directores de cine de toda la historia. Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb, o más conocida simplemente como Dr. Strangelove, es una película de 1964, considerada del género “comedia negra o humor negro”. Es protagonizada por Peter Sellers, George C. Scott, Sterling Hayden y Slim Pickens. Esta película es considerada por muchas personas como una de las mejores comedias jamás hechas, y a la vez, como una de las mejores películas de todos los tiempos. La historia hace sátira de el miedo que existía en el mundo durante la Guerra Fría, de que en algún momento diera inicio una guerra nuclear entre la Unión Soviética y los Estados Unidos de América.

La historia de Dr. Strangelove comienza cuando El general de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Jack D. Ripper (Sterling Hayden; nombre que se pronuncia Jack The Ripper, Jack el Destripador), planea dar comienzo a una guerra nuclear con la Unión Soviética con el objetivo de impedir lo que considera una conspiración comunista para fluorar el agua, contaminando así los “preciosos fluidos corporales” de los estadounidenses. Da la orden, sin la autorización del presidente Merkin Muffley (Peter Sellers), a su escuadra nuclear de combate, de bombardear sus respectivos objetivos dentro de la Unión Soviética, con la esperanza de que el presidente ordene un ataque a gran escala al no encontrar otra opción. El general Ripper desconoce, sin embargo, que los soviéticos cuentan con un “Dispositivo del Fin del Mundo”, el cual se activaría automáticamente en caso de detectar un ataque nuclear sobre territorio de la Unión Soviética, destruyendo toda vida sobre la faz de la Tierra por contaminación radiactiva.

Cuando ví Dr. Strangelove, no me dí cuenta en lo absoluto de que los personajes del Presidente de Estados Unidos, el capitán Mandrake y el Dr. Strangelove eran interpretados por el mismo actor, Peter Sellers, que sin dudas, es la estrella principal de la película. Sus actuaciones son impecables y bastante graciosas. Incluso si quisiera ordenarlas según su comedia, en orden ascendente, no podría. Además de Peter Sellers, el reparto se compone por George C. Scott como el General “Buck” Turgidson, Sterling Hayden como el General Jack D. Ripper, Peter Bull, como Alexi, el embajador de Rusia, y Slim Pickens, como el mayor T. J. “King” Kong, que es protagonista de la escena clímax de la película, misma escena que se convirtió en uno de los momentos más conocidos en la cultura popular.

Dr. Strangelove es una película bastante antigua y filmada en blanco y negro. Lo cual podría ser un pequeño impedimento para cierto público. De hecho al inicio, se siente un poco lenta. Pero algo que me agradó bastante es que la tensión de la historia aumenta poco a poco pero consistentemente hasta el desenlace. La historia es narrada desde tres puntos de vista: Por un lado, tenemos al general Jack Ripper en la base de la Fuerza Aérea junto con el Capitán Mandrake. El primero, da la orden de ataque a un número de aviones que se encontraban volando a manera de práctica, al darse cuenta que no es ningún simulacro, el capitán Mandrake intenta desesperadamente detener a Jack Ripper, obtener los códigos secretos y comunicarse con los aviones para abortar la misión. Por otra parte, tenemos al equipo de un avión en específico, el B-52 llamado “La Colonia del Leproso”, no puede comunicarse por radio con ninguna base en Estados Unidos debido a que fue dañado por un misil soviético (en un intento de evitar el ataque). Por lo que vemos como su tripulación, liderada por el mayor T.J. “King” Kong, se mantienen en misión, pues al estar incomunicados, ellos tienen la creencia de que la guerra nuclear de hecho sí estalló y ellos están reaccionando después de que la Unión Soviética bombardeó alguna ciudad Estadounidense. Por último, vemos también los sucesos en “El Salón de Guerra” del Pentágono, mientras el Presidente de Estados Unidos, Merkin Muffley junto con varios políticos y generales intentan desesperadamente trazar un plan para evitar la detonación del dispositivo del fin del mundo.

Dr. Strangelove no es una comedia parecida a las comedias a las que estamos acostumbrados de hoy en día. Es posible que a muchas personas, de hecho, no les haga reír en absoluto. Esta película estaba dirigida más específicamente al público de los años sesenta. Cuando La Guerra Fría estaba en boca de todos. Por lo que es posible que el humor de la historia les pase completamente por encima a varias personas, se maneja un humor algo negro y no tan obvio. De cualquier manera, Dr. Strangelove es una película que definitivamente me divirtió e hizo pasar un momento agradable. No me encontraba riendo a carcajadas pero sí me sacó varias risas.

Dr. Strangelove es (de hoy en día y para el público común) una de las películas menos conocidas de Stanley Kubrick. Pero aún así es una obra maestra, y vale la pena precisamente por ser una película de Kubrick.

Está basada en la novela Red Alert de Peter George, la cual, no es una comedia de ninguna manera, sino una historia casi terrorífica acerca del fin del mundo en una guerra nuclear. En cambio, Kubrick nos entrega una comedia de humor negro que se convirtió en una interesantísima sátira política que quedó para la posteridad. Y por eso, creo que verla mínimo una vez vale completamente la pena, así que la recomiendo a absolutamente todos.

Director: Stanley Kubrick.

Título en español: En España, ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú. En Hispanoamérica, Dr. Insólito o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba

Géneros: Drama, comedia, guerra.

Clasificación: B.

Duración: 95 mins.

Países: Reino Unido, Estados Unidos.

Idiomas: Inglés, Ruso.

________________________

*Juan Andrés Núñez López. Es un estudiante Nicolaita. Desde muy joven ha tenido interés en el cine, la tecnología y los videojuegos. Actualmente estudia Ingeniería en Computación y hace crítica aficionada de cine, con el objetivo de observar, aprender y recomendar.