Viernes de Película: “Léon: The Professional”. Por Andrés

La Página

Por JUAN ANDRÉS NÚÑEZ LÓPEZ*

Sinopsis: León, el mejor asesino a sueldo de Nueva York, se ha ganado a pulso una reputación de “limpiador” eficaz. Pero cuando sus vecinos de al lado por un agente corrupto de la DEA, se convierte contra su voluntad en el tutor de Mathilda, de 12 años. Poco después, Mathilda considera seguir los pasos de Léon.

Me gustan mucho las historias de profesionales, ya sean soldados, policías, o asesinos. Si un videojuego o película utiliza este concepto, ya me tiene ganado hasta la mitad. Léon: The Professional (por ser parte del título original en francés, de ahora en adelante utilizaré sólo el nombre con acento en la primera vocal y letras cursivas para hacer referencia al título completo de la película), lleva la palabra professional en el título. Entonces ya llevamos las de ganar. Y aquí podría parecer que estoy intentando hacer reír a quien esté leyendo estos párrafos. Pero la verdad es que también es una excelente película.

Estrenada en el año de 1994 y protagonizada por Jean Reno, Léon es una película de acción y thriller. Es de las primeras películas de Luc Besson y es la que ayudó a que obtuviera un renombre un poco más serio como director de cine. Para muchas personas, Léon es la mejor película de Luc Besson. Aunque ya después hablaré de mi película favorita de su repertorio.

Como esta recomendación está redactada en español, de ahora en adelante utilizaré el acento en la segunda vocal para hacer referencia al nombre del personaje principal. Dicho esto, comenzamos con el argumento de la cinta.

León (Jean Reno) es un asesino a sueldo Italiano, o “limpiador”, como se refiere a sí mismo, que lleva una vida solitaria en un pequeño departamento en Nueva York, más específicamente en los barrios de La Pequeña Italia. Un día, León conoce a Mathilda (Natalie Portman), una niña de 12 años que vive con su familia disfuncional, formada por su padre, su madrastra, su hermana y su pequeño hermanito, en el departamento de al lado. El padre abusivo de Mathilda atrae la atención de unos agentes corruptos de la DEA, que le han estado pagando para almacenar cocaína en su departamento. Cuando los agentes descubren que el padre de Mathilda ha estado robando cocaína, realizan una redada ilegal y muy violenta en el departamento, liderados por el bien vestido, pero adicto, Norman Stansfield (Gary Oldman). Norman asesina a toda la familia de Mathilda, excepto a esta, pues se encontraba fuera del departamento comprando en la tienda. Cuando vuelve se entera de lo sucedido y la única opción que tiene, es esperar que León abra su puerta.

Léon es una película considerablemente lenta, que se toma las cosas con calma y el tiempo necesario para establecer las cosas. Por ejemplo, el intro de aproximadamente diez minutos deja muy claro que León tiene la experiencia y la habilidad de “limpiar” a aproximadamente 10 mafiosos. También se muestra que a León le gusta la leche. Y así podemos continuar, la película se toma varios minutos para establecer el personaje de León, hay varias escenas de él viviendo su solitaria vida en su departamento, o haciendo algunas otras actividades. Personalmente me gusta mucho cuando León visita el cine. Todo esto para dejarle claro al espectador que León es un lobo solitario y así es la única manera que sabe vivir; justo antes de que Mathilda llegue a su vida.

Natalie Portman realizó su debut en el cine con su papel, dando vida a Mathilda, en esta película y realiza un trabajo espectacular. Especialmente considerando que es difícil ver películas en las que sus actores niños hagan buenas actuaciones. Y precisamente, Mathilda, una niña de doce años, indefensa y traumada, es el polo completamente opuesto de León.

Por otro lado tenemos el papel de Norman Stanfield, con el que Gary Oldman se luce. Los villanos le quedan muy bien a Gary Oldman y en esta película tuvo la oportunidad de dar vida a un tipo bastante demente, que disfruta escuchar música clásica mientras lleva a cabo sus matanzas. Norman es un agente bien vestido, pero drogadicto, corrupto y excesivamente intimidante. Esto funciona muy bien pues la película utiliza el hecho de que el protagonista y el antagonista, también son polos completamente opuestos. Por un lado, León, que es un sicario, trabaja de manera organizada, limpia, profesional, pero especialmente, apegándose a su regla específica de “ni mujeres ni niños”. Por otro lado, Norman, que irónicamente es un agente de la DEA, funciona de la peor manera posible, es caótico, impredecible, muy violento y para él, no hay reglas, todo está permitido.

Cabe mencionar que las escenas de acción son muy bien realizadas, o “cuidadosas”, por así decir. La escena de la redada en el departamento de Mathilda es increíble, aunque algo triste. Esta escena pone atención en dejar claro que a pesar de tratarse de más de cinco hombres armados atacando a una familia indefensa, todos están muriendo de nervios al saber que el hecho de que significa un riesgo muy grande si tan sólo una sola persona dentro de la vivienda tuviera un arma. De una manera parecida, y sin querer dar spoilers, la escena del final, con los agentes de SWAT, los muestra actuando de manera cuidadosa y precavida, al igual que León. Ese tipo de acción en las películas, que intenta ser un poco más “realista”, me agrada bastante.

Léon está formada por una bella cinematografía, recordemos que para muchas personas, es la mejor película de su director, Luc Besson. También está acompañada del excelente soundtrack de Éric Serra. Aunque no es una película muy fácil de categorizar, pues en algunas secciones se centra en la relación afectuosa entre León y Mathilda (que la verdad, a veces puede poner un poco incómodo al espectador), mientras que en otras partes es un drama y en algunas escenas es una muy buena película de acción. Aunque vale la pena recordar que a pesar de ser todo esto, también tiene un ritmo considerablemente lento. Así, si no la has visto y no te molestan las películas un poco lentas, te recomiendo mucho, Léon: The Professional.

Nota:

Además de la edición de lanzamiento, es decir, la original, también existe una edición conocida como la Versión Internacional. En algunos lugares es conocida como la Edición del Director. Aunque el mismo director se refiere a la versión original como la Edición del Director y a la Edición Internacional como “La edición larga”. Esta edición contiene 25 minutos de escenas que fueron removidas de la edición de lanzamiento, entre las que se encuentran más escenas acerca de las interacciones y la relación entre León y Mathilda. Mi recomendación es que si quieres ver esta película, intentes conseguir la Edición Internacional. La edición que se encuentra en Netflix México, es la edición original.

Director: Luc Besson.

Título en español: El Perfecto Asesino.

Géneros: Drama, acción, crimen.

Clasificación: C. Lenguaje adulto, violencia, contenido sugestivo.

Duración: 111 mins.

Países: Estados Unidos, Francia.

Idiomas: Inglés, Italiano, Francés.


La puedes encontrar en…

Netfix: https://www.netflix.com/watch/7880857

_________________________
*Juan Andrés Núñez López. Es un estudiante Nicolaita. Desde muy joven ha tenido interés en el cine, la tecnología y los videojuegos. Actualmente estudia Ingeniería en Computación y hace crítica aficionada de cine, con el objetivo de observar, aprender y recomendar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *