“Alas y Raíces Michoacán” desarrollará proyectos para atención de niñas y niños

Redacción/La Página.
Morelia, Michoacán.-Como parte de las actividades dirigidas a las y los niños de nuestro estado, la Secretaría de Cultura y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través del Programa de Desarrollo Cultural Infantil “Alas y Raíces Michoacán”, de la Dirección de Formación y Educación, llevarán a cabo, durante los dos próximos meses, proyectos encaminados a la atención de niñas y niños.
La primera propuesta, “Semanas Culturales liberando a las mariposas: Los niños vuelven a jugar a partir de su imaginación”, tiene como objetivo colaborar en la calidad de vida de la infancia y adolescencia michoacana, creando vínculos comunitarios, creativos y artísticos que fortalezcan los valores universales. Fomentar la reflexión: Que el niño sea capaz de sentir al teatro como un acontecimiento en constante evolución y lo traslade a su vida cotidiana. Propiciar el medio para sembrar las raíces del respeto, del trabajo en equipo, que los pequeños socialicen principalmente los que tienen dificultad para comunicarse, que controlen sus emociones, adquieran disciplina y constancia en el trabajo. Impulsar a los pequeños por medio de la lectura, para que adquieran mayor seguridad y desarrollen su fantasía sin miedo ni prejuicios.
Estas actividades se llevaran a cabo en el transcurso de una semana; se considera una comunidad sede, en donde se elije una escuela o plaza que se transforma en el centro de reunión. Por la mañana se presentan las funciones de la obra de teatro “Qi xi. Una leyenda de amor”, en localidades cercanas. Por la tarde, en la sede, se realizan talleres artísticos, en donde se fomenta a la lectura, el trabajo en equipo. Al final de la semana se realiza una exposición de los trabajos realizados por los niños asistentes al taller y se presenta una función de teatro para toda la comunidad.
Las semanas culturales se desarrollarán bajo el siguiente calendario: del 11 al 17 de noviembre en el municipio de Sixto Verduzco, del 18 al 24 en Erongarícuaro, del 25 noviembre al 1 de diciembre en Cuitzeo, del 13 al 19 de enero de 2013 en Quiroga, del 20 al 26 de enero en Coeneo, y del 27 de enero al 2 de febrero en Tzintzuntzan.
Otra de las acciones que se llevarán a cabo es la atención a niñas y niños jornaleros agrícolas migrantes a través del proyecto”Entre juegos y juguetes también leemos”. Según datos dela Secretaríade Desarrollo Social (Sedesol), se estimó que en el 2006 en México había alrededor de 500 mil niñas y niños menores de 14 años migrantes en los campos jornaleros. La dependencia federal señala que, del total de esta población, 40 por ciento se integra por jornaleros pertenecientes a algún pueblo indígena.
A pesar de que el Programa de Educación Básica para Niñas y Niños de familias Jornaleras Agrícolas (PRONIM)), perteneciente a la Secretaría de Educación Pública ha centrado sus esfuerzos para atender el rezago educativo en esta población, el fomento a la cultura, el arte y la recreación aún no ha sido contemplado sustancialmente.
Por medio de este proyecto, se pretende contribuir al ejercicio de los derechos de las y los niños hijos de jornaleros agrícolas en Yurécuaro y Tanhuato, dos municipios de nuestro estado, posibilitando espacios no sólo para el esparcimiento, sino para la convivencia a partir del diálogo, la lectura y como consecuencia para la reflexión sobre si mismos. Luego entonces se busca interferir en su buen desarrollo  e integración familiar, así como a las actividades que para su edad son necesarias, tales como el juego, la lectura o el desarrollo de habilidades manuales, las cuales ayudan al desenvolvimiento, aprendizaje y desarrollo de destreza. Estas acciones se llevarán a cabo los fines de de semana de noviembre con inicio el 10 y 11, para culminar el 2 de diciembre.
El tema central de las actividades de este proyecto será la identidad cultural; conscientes de la diversidad cultural que agrupo este tipo de espacios (campamentos jornaleros), se contempla de suma importancia integrar tradiciones, fiestas, juegos, cuentos o narraciones de los lugares de origen de los participantes para fortalecer la identidad cultural y al mismo tiempo, tender puentes para reconocer en sus contextos actuales, la riqueza de la diversidad cultural, el valor de la interculturalidad y la posibilidad de integrar estos elementos en los procesos creativos que los talleres provocarán para crear nuevos productos culturales. Al final se hará una muestra de resultados en donde se buscará la presencia de los padres de familia al fin de involucrarlos en los procesos de sus hijos y promover la importancia de estas actividades en su desarrollo integral.
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *